22 de Octubre de 2017

Construcción: empresarios destacaron el impulso que se está dando al sector privado

Valora este artículo
(0 votos)

Sin embargo, reclamaron más financiación a los desarrolladores, baja de impuestos y más competencia entre los productores de insumos; avalaron la detención del "Pata" Medina, describió Francisco Jueguen en un reporte para lanacion.com.ar.

El gremialista describió crudamente el ciclo en el que parece haber entrado la economía argentina. Entre cientos de empresarios, dijo que llegó el momento de ser "eficientes y eficaces".

Reclamó sindicatos "modernos e inteligentes" para encajar en un mundo globalizado y abierto, y cerró: "No le tengo miedo a la productividad. Hay que ser competitivos y ganar mercados".

Las palabras fueron pronunciadas ayer por el secretario general de la Unión Obrera de la Construcción, Gerardo Martínez.

¿Qué piensa de lo que ocurrió con Juan Pablo "el Pata" Medina?, le consultó LA NACION cuando bajó del escenario de la 65» Convención de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), ayer, en el Hotel Sheraton Libertador.

"Extraordinario", dijo Martínez, para luego moderar su entusiasmo. "Teniendo en cuenta el volumen de pruebas que van apareciendo, es importante lo que pasó. Hay que separar lo individual de lo sindical. Que la Justicia investigue", declamó el sindicalista.

Para los empresarios de la construcción, el sector recuperó dinamismo, incluso entre los que se dedican a proyectos privados y no viven sólo de la obra pública.

Ayer el índice Construya, que congrega a las principales firmas líderes, estimó que las ventas de insumos crecieron 15,5% interanual en septiembre y acumulan un 11,1% en el año.

Este mejoramiento, creen, fue proporcionado por la creación de la demanda -antes inexistente- que surgió como consecuencia de la reactivación del crédito hipotecario.

Sin embargo, también estimaron que podría producirse un cuello de botella en la oferta -que ya impacta en los precios de departamentos, que subieron cerca de 7%- y reclaman más financiamiento para desarrolladores, un trabajo sobre el mercado de insumos, incentivos fiscales y rebajas en los costos laborales. Todas cuestiones en la agenda del Gobierno para después de las elecciones de este mes.

"Evitar que pasen cosas como las del «Pata» Medina aumenta la productividad", afirmó a Gustavo Weiss, presidente de Camarco.

"El día que detienen al «Pata» Medina me llamaron de Bahía Blanca para contarme que por primera vez habían podido sacar en hora un camión de mezcla. «El Pata» te metía el doble de gente de la que necesitabas en una obra y no los hacía laburar", contó otro empresario, sin dar su nombre.

Weiss indicó que además del costo laboral, el Gobierno y la mesa de diálogo del sector deberían impulsar un trabajo más profundo sobre los insumos, "donde aún existen actitudes monopólicas"; sobre los impuestos, especialmente Ingresos Brutos y las tasas municipales, y el financiamiento para las constructoras.

Entre el público, el presidente de la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA), Claudio Cesario, dijo a lanacion que el Banco Nación comenzó con los créditos intermedios y que los bancos privados ya están analizando la posibilidad de incluirlos en sus carteras.

"Lo primero que hicimos en la mesa del diálogo fue sacar trabas e incluso logramos bajar Ingresos Brutos en tres provincias [ciudad de Buenos Aires, provincia de Buenos Aires y Córdoba] para que las cuotas de los créditos hipotecarios sean más bajas", explicó el directivo.

Escollos que restan

"El costo de la construcción es alto y gran parte del costo laboral es impositiva, y entendemos que no sea tan fácil que se bajen los impuestos por obvias razones", dijo el ejecutivo con relación a la situación fiscal que encontró el actual gobierno.

"Una mejora de estos puntos va a incrementar la cantidad de desarrollos. Sin embargo, ya hay muchas viviendas haciéndose por la fortísima demanda que crean los créditos hipotecarios, además de inversiones en infraestructura energética y en otros rubros, todas realizadas por privados", afirmó Weiss.

"Si la situación económica mejora más, vamos a ver más pesos en los bolsillos, más optimismo y probablemente un aumento en las reparaciones de vivienda, el 50% del consumo en la construcción", estimó.

Sin embargo, Weiss pronosticó que en 2018 habrá "una gran cantidad de viviendas y edificios en construcción" de la mano de una "enorme inversión por parte de desarrolladores y empresas constructoras gracias a una gran demanda". El directivo celebró además el plan de infraestructura "ambicioso".

"No falta nada", dijo entusiasmado otro ejecutivo en el VIP del Sheraton. "Ordenaron la obra pública, la deuda, sacaron los proyectos público-privados y los créditos a largo plazo. Lo único que tiene que hacer el empresariado ahora es ver a dónde rumbear", agregó, antes de indicar que muchos empresarios acostumbrados a construir para los ricos tendrán que adaptarse a la nueva demanda de la clase media.

Objetivo común

Como en pocos sectores, la construcción refleja la unión de objetivos entre el Estado y el sector privado. El peso de la obra pública siempre fue determinante, y más en tiempos en que se necesita empujar la reactivación para que derrame sobre el resto de la economía. Históricamente, las sospechas de corrupción fueron una constante.

Los excesos del "Pata" Medina eran casi grotescos, pero el papel de empresarios y funcionarios no era mucho más transparente. Ahora ambas partes parecen confluir en ese objetivo. Con el crédito despertando la demanda, parece estar todo dado.

Fuente: lanacion.com.ar

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar