23 de Abril de 2018

"Preocupa que haya un cambio en las reglas de juego en medio de una inversión"

Valora este artículo
(0 votos)

Lo dijo Thilo Wieland, director de la petrolera alemana Wintershall y ejecutivo a cargo de las operaciones de la firma en el país.

En una netrevista para lanacion.com.ar con Silvia Stang, el representante de la firma admitió que valora la gestión de Macri, pero advierte sobre la política sectorial de subsidios.

Considera que el gobierno de Mauricio Macri ha dado "buenos pasos" para hacer que el país sea atractivo para los inversores, pero no deja de expresar su preocupación por una cuestión tan sensible a las empresas como la de la aparición de un cambio en las reglas de juego cuando hay inversiones iniciadas.

Y así, califica de injusta una medida reciente que afecta a la compañía para la cual trabaja y también a otras firmas petroleras.

Thilo Wieland (foto) integra el directorio de la petrolera Wintershall, subsidiaria de la gigante alemana BASF, una de las líderes globales de la industria química. Es quien está a cargo de la exploración y explotación en Rusia, África del Norte y América del Sur.

Al igual que el CEO de la firma, Mario Mehren, Wieland está pendiente y al tanto de lo que ocurre en la Argentina, donde desde 1978 Wintershall desarrolla operaciones (hoy está en las provincias de Tierra del Fuego, Neuquén y Mendoza).

A nivel global, el EBIT de la firma en 2017 (ganancias antes de impuestos e intereses) casi duplicó el de 2016, al llegar a 1043 millones de euros, según la información presentada en un encuentro realizado en esta ciudad de Kassel.

La medida del Gobierno que preocupa y a la que también se refirió aquí Mehren, durante una charla con periodistas, es una resolución complementaria de otra, referida a cómo serán este año las políticas de precios mínimos garantizados para las empresas que producen shale gas (recursos que, por su ubicación en las formaciones geológicas requieren ciertas técnicas de trabajo).

Según afirman en Wintershall, la disposición oficial beneficiará a las nuevas empresas que lleguen a Vaca Muerta por sobre las que ya estaban invirtiendo, algo que a los ojos del número uno de la firma alemana no es bueno "para crear seguridad y confianza en las reglas del juego para las inversiones".

El punto conflictivo es que las garantías de valores mínimos correrán a partir del incremento de la producción de gas respecto de un determinado momento, establecido como punto de partida para la comparación.

Mehren, que encabezó aquí una conferencia sobre las operaciones y los resultados globales de la compañía, dijo también que en el país la productividad en las explotaciones es baja en comparación con la registrada por trabajos similares que se hacen, por ejemplo, en Estados Unidos.

Y sostuvo que el acuerdo laboral firmado con el sindicato de petroleros para las actividades en Vaca Muerta "es muy bueno", pero que "debe implementarse".

Wintershall participa de la explotación de 18 yacimientos de gas y petróleo en el país y ahora evalúa una inversión en la plataforma offshore Fénix , ubicada en la zona austral. Según Wieland, en el último trienio la empresa invirtió en el país US$700 millones y en los próximos cuatro años volcará una cifra similar.

_¿Cómo evalúa el entorno y las reglas de juego para operar hoy en la Argentina?

Este año cumplimos 40 años en la Argentina y eso muestra nuestro compromiso. Estamos activos y muy contentos de tener operaciones en el país, donde somos la cuarta compañía productora de gas; desde hace un tiempo tenemos la oportunidad de gestionar nosotros mismos los proyectos, en bloques que operamos desde 2014 (el Aguada Federal y el Bandurria Norte, en Neuquén), y eso nos llena de satisfacción.

Argentina es esencial para Wintershall, le da un buen aporte a nuestros resultados y solo en los últimos tres años hemos invertido US$ 700 millones, lo cual es señal de que hay reglas claras para seguir invirtiendo.

_¿Cuánto se invertirá este año?

En los próximos cuatro años va a ser más o menos el mismo monto que en los últimos tres. Por un lado, habrá fondos para las operaciones en Neuquén. Y está pendiente la definición del proyecto Fénix [una reserva de gas offshore en la zona de Tierra del Fuego]. Estamos comprometidos con la Argentina y vamos a seguir estándolo.

_Existen reclamos en el sector por la deuda estatal que se generó por el Plan Gas (el Gobierno debe las compensaciones de 2017 por subsidios para garantizar precios mínimos) y también hubo quejas por los cambios en las reglas previstas para este año, referidas a los incentivos en el sector de gas no convencional, ¿cómo afecta todo esto las decisiones y los negocios?

La introducción de una política como el nuevo Plan Gas ayuda a mejorar la explotación de yacimientos no convencionales y eso es muy positivo. El nuevo plan para tight y shale es bueno. Sí entendemos que habrá una baja en el precio subsidiado respecto de la expectativa inicial de US$ 7,50 (el valor garantizado por millón de BTU, que se reducirá año a año).

Algo que nos preocupó es el cambio de reglas que estableció la resolución 419 (que emitió el Ministerio de Energía y Minería y que modificó la resolución 46) en medio de un plan de inversión; ahora las nuevas empresas que llegan al mercado tienen preferencia por sobre las que ya teníamos producción, y eso nos parece injusto.

Sobre el tema de la deuda, estamos esperando una propuesta del Poder Ejecutivo para saber cuándo se liberará el pago. Queremos seguir invirtiendo y hace falta ese dinero para inversión. Estoy absolutamente seguro de que vamos a encontrar una solución viable.

_¿Qué evaluación hace del acuerdo con el sindicato de petroleros por las condiciones laborales en Vaca Muerta? ¿Cómo se aplica?

Estamos iniciando recién las actividades en Vaca Muerta y para ser rentables hay cuestiones que se tienen que adaptar. En lo que se refiere a la parte técnica, a los costos y modos de perforación, estamos ya en camino.

Pero para que la actividad se pueda desarrollar como ocurre con los recursos no convencionales en Estados Unidos, por ejemplo, tenemos que ver ciertos cambios en la infraestructura; en Neuquén, la ruta está en mal estado y debería haber, por ejemplo, un desarrollo del ferrocarril.

También necesitamos la mano de obra y hay que estar en negociaciones permanentes con los sindicatos; son cuestiones en las que se empieza a hacer camino, pero hay que seguir dialogando.

_¿Por qué? ¿No se cumple lo que ya fue firmado en materia de condiciones laborales?

Nosotros estamos en la fase piloto y aún no nos afecta tanto este tema, pero entendemos que no se está cumpliendo el acuerdo en su totalidad.

_¿Cuál es su visión respecto de la política del Gobierno en cuanto a las tarifas de gas al consumidor? Se hace en forma gradual, pero hay impactos fuertes en los bolsillos de las personas y en los gastos de las empresas.

El Gobierno hace bien en dar incentivos para la producción. Claro que, en cuanto a las tarifas, cuando se viene de un tiempo en que el precio estaba altamente subvencionado, quitar esas subvenciones crea dificultades y es muy difícil para cualquier gobierno hacerles pagar más a las personas; sin embargo, es necesario.

Los pasos tomados por el Gobierno son positivos, porque a la larga se crea un mejor clima de inversión y eso lleva a más empleo y más riqueza.

_Desde el inicio hasta ahora, ¿cambió su percepción sobre el gobierno de Macri?

Interesante pregunta? estábamos todos con la esperanza de que Macri creara un ambiente de mercado con sus políticas y lo ha hecho. Yo no vivo en la Argentina, pero sigo todo muy de cerca y veo que en las elecciones de mitad de mandato ha recibido apoyo. Y eso es bueno. 

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar