16 de Enero de 2018

Qué es el solapamiento salarial y cómo afecta a las empresas

Valora este artículo
(0 votos)

Este fenómeno se observa en más de la mitad de las compañías, según la encuesta anual de remuneraciones de PwC, remarcan Francisco Llorens y Andrés Engler en un reporte para apertura.com.

A pesar de que se haya transformado en una cuestión estructural, nunca dejó de ser una piedra en el zapato. Aunque, como en la vida misma, el zapato suele ajustar siempre en el mismo lugar.

El solapamiento está presente desde hace casi una década de forma generalizada en el sector privado. Este fenómeno consiste en un defasaje salarial entre quienes están dentro y fuera de los convenios colectivos de trabajo.

Quienes están dentro de un gremio, en los últimos años, recibieron aumentos superiores a quienes no lo están. Por eso, en muchos casos, los que están en las posiciones superiores dentro de convenio reciben sueldos superiores a sus jefes.

Así como 2017 marcó un cambio de tendencia, en donde los salarios pudieron ubicarse por encima de la inflación, un fenómeno similar se percibe respecto al solapamiento. Sin embargo, se trata de un cambio prematuro y el conflicto persiste.

Según la encuesta de remuneraciones que elabora anualmente PwC, el 62 por ciento de las empresas presenta este fenómeno. El año pasado, el número ascendía a 66.

“Tiende a solucionarse, pero sigue siendo alto y no bajó todavía en una gran proporción”, analiza Damián Vázquez, socio de PwC. A su lado, Mariela Rendón, Managing Advisory People & Change de PwC, profundiza: “Se aprendió a convivir con él. Es parte de tu agenda, está presupuestado cuánto será y qué medidas se van a tomar para atacar gaps puntuales”.

“Este es el primer año en el que los salarios fuera de convenio le van a ganar a los de convenio. El impacto no es menor”, aporta Ignacio Martínez Escalas, gerente de Servicios de Información Salarial de Korn Ferry Hay Group. Según su visión, se trata de una gran novedad, ya que sistemáticamente los profesionales perdían ante la inflación. Aunque, advierte, existe una gran dispersión entre sectores.

Por su parte, Juan Manuel Cueto, Managing partner de Wall Chase, asegura que el solapamiento no preocupa: “Ya no es un tema. Antes, la gente no quería tener una promoción. Pero las compañías ajustaron a los de fuera de convenio y compensaron, se achicó la brecha”.

Sin embargo, aclara que se refiere a las multinacionales, que pudieron acomodarse mejor. Las PyMEs siguen teniendo complicaciones en este sentido.

Para puntualizar sobre el tema, Cecilia Giordano, directora General de Mercer, presta atención a la película, además de a la foto: “Este año, convenio cerrará alrededor de 26,2 por ciento. Depende de algunas cláusulas gatillo que aún no se activaron. Pero esta proyección apunta a resolver poco a poco el solapamiento”.

Marcela Angeli, directora de Talento y Compensaciones de Willis Towers Watson, aunque coincide en que se trata de una cuestión estructural, aporta otro elemento con el que se busca solucionar: “Los empleados aprendieron a convivir con el solapamiento y, para atacarlo, algunas empresas empezaron a pagar bonos que antes no tenían”.

Para Eduardo Suárez Battán, socio fundador de Suárez Battán y Asociados, el problema se va a corregir “de a poco”, con una recomposición de las estructuras salariales.

Sin embargo, plantea que las conversaciones girarán en torno a nuevos temas: “Los sindicalistas siguen en la lucha de ver quién consigue el mejor aumento. Pero con una inflación en baja, deberían preocuparse por la creación de empleo, por cómo los cambios tecnológicos van a afectar al mercado laboral y por aumentar la competitividad”.

Fuente: apertura.com

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar