14 de Noviembre de 2018

Facultades y deberes del Empleador en el contrato de Trabajo

Valora este artículo
(0 votos)

Por Juan Pablo Chiesa. Dirigir y Organizar la empresa de buena Fe. Aspectos técnico, económico y jurídico a la luz de la relación de dependencia.

Introducción

En el marco de la relación de dependencia ambas partes (empleador – empleado) tienen deberes y derechos.

Tanto el empleador como el empleado están atados a las obligaciones de “hacer” y las obligaciones de “dar”.

Estas obligaciones de ambas partes podemos encuadrarla en prestaciones reciprocas y potestades de las partes.

Como primera instancia, estos deberes y potestades, deben cumplir y ejecutarse conforme una premisa principal que deviene de uno de los principios fundamentales del derecho laboral.

La buena fe. Tanto el criterio rector en las obligaciones genéricas de ambas partes como la ejecución y comportamiento de ella, están consagradas en los artículos 62 y 63 de la LCT.

Art 62 Obligación genérica de las partes.

Las partes están obligadas, activa y pasivamente, no sólo a lo que resulta expresamente de los términos del contrato, sino a todos aquellos comportamientos que sean consecuencia del mismo, resulten de esta ley, de los estatutos profesionales o convenciones colectivas de trabajo, apreciados con criterio de colaboración y solidaridad.

Art 63 Principio de la buena fe.

Las partes están obligadas a obrar de buena fe, ajustando su conducta a lo que es propio de un buen empleador y de un buen trabajador, tanto al celebrar, ejecutar o extinguir el contrato o la relación de trabajo.

El tipo social exigido por la ley de contrato de trabajo y los principios generales del derecho laboral es la de Buen Empleador y buen trabajador y como vemos de la lectura de los artículos mencionados, este tipo social debe ser exigido en todas las etapas de la relación de dependencia (celebración, ejecución y extinción).

NOTAS RELACIONADAS:

Mensajeros y repartidores en moto: la “ilegalidad en dos ruedas”

Formas de Contratación y de comunicación en la empresa

Podemos decir como primera idea fundamental que el principio de buena fe es un principio que rige todas las relaciones en Derecho, es un principio básico regulado en todas las parcelas del ordenamiento jurídico.

La buena fe requiere una reciprocidad de lealtad de conducta de ambas partes.

Para ver el artículo completo... hace clik en el archivo adjunto que figura debajo de la nota.

 

Juan Pablo Chiesa es Abogado Doctrinario Laboralista (UBA).
Asesor y analista de opinión. Autor del libro “Los principios de la empresa y los Sueldos”.

www.asesoriachd.com.ar
aula.asesoriachd.com.ar  

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar