Edición Nº: | | Dolar: 126,07/ 132,07

DETRÁS DEL ÉXITO, GABRIEL CORRADO-SOMOS PYMES

En esta nueva edición del programa, Daniel Dátola recibió al actor “con pose de galán”, Gabriel Corrado, reconocido por sus grandes actuaciones en varias telenovelas nacionales e internacionales.

Al ser consultado sobre la necesidad de responder siempre a un estereotipo de masculinidad, el invitado de DDE manifestó: “Uno nace con ciertas características personales” y no debería ser galán si esa peculiar condición ”pesa”.  

“Desde muy chiquito siempre me gustó ser el líder de la bandita del barrio y de mis hermanos. No diría que la palabra es galán, pero tenía esa cosa que marca una personalidad”, definió Gabriel.

Y añadió: “No confundo el personaje que uno hace en la ficción o en un reportaje, donde uno sabe que debe ser interesante, con la persona (que soy) cuando estoy con los amigos”.

Corrado admitió que “muchas veces” perdió con las minas y reconoció tener el estigma cuando chico de pensar que fue él quien “las pateó” y no que fue dejado varias veces por sus novias. En ese tren de confesiones afirmó: “He sufrido por amor”.

El oriundo de Villa Pueyrredón, barrio de la Ciudad de Buenos Aires, habló de su pertenencia con el lugar de su infancia y de los momentos en que se fue a vivir solo, luego de pasar por la colimba. Y relacionó su profesión de vida con uno de sus trabajos anteriores: el de vendedor.

“Yo siempre actuaba y era lo que realmente me gustaba. Siempre quise actuar en la televisión. Como me gustaban los héroes, quería ser Superman y Batman, y aprendí a espadear por un personaje de época que se llamaba el Chajá”, una especie de Zorro de la época. Iba todo el tiempo al cine continuado”, relató el entrevistado.

Corrado estudió medicina, hizo publicidad y justamente fue ese el camino que lo condujo a su primera aparición televisiva, después de ser la cara de Sprite y la cerveza Quilmes.

“Hice mucha publicidad e independientemente de eso seguía formándome como actor. Recién cuando tenía 25 años hice mi primer trabajo de galancito en ´Quiero morir mañana`, en 1987”, recordó.

Gabriel destacó: “con ´Amándote` y ´La extraña dama`, haciendo de segundo, me fue muy bien y se me abrieron las puertas en Argentina y afuera”.

En la segunda parte de la entrevista, Corrado rememoró sus mejores momentos en la TV de la mano de próceres como Alejandro Romay y Raúl Lecouna, y de estrellas internacionales como Lupita Ferrer y Jeannette Rodríguez.

Luego la charla pasó por los proyectos propios del galán devenido a productor. “Esta es una carrera larga y hay que estar bien física y mentalmente. Las cosas que hago las hago con entusiasmo porque soy emprendedor. Nuestro trabajo es muy laborioso, de muchas horas y muy riesgoso porque te toca la autoestima”, enfatizó el actor.

Y remarcó que hoy en día, “la imagen es mucho más importante en cualquier laburo”, por lo que indudablemente se debe tener un cuidado de la figura y la salud. “Es muy importante lo que uno transmita”, pronunció Gabriel.

“En lo nuestro, es bueno buscar laburo cuando uno tiene laburo. Lo importante es regular las energías”, aconsejó como corolario de la entrevista.

{blip}
{/blip}