Edición Nº: | | Dolar: 134,97/ 140,97

Argentina tiene "una inflación más alta" que muchos países de la región

Lo reconoció la presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Mercedes Marcó del Pont, quien asimismo felicitó que el Gobierno nacional haya recuperado la "gobernabilidad" del mercado de cambios.

Para la funcionaria, el país "tiene una inflación más alta que muchos países de la región, pero no se advierte un proceso de espiralización" de la suba de precios. 

En esa línea, señaló que "la inflación no es por emisión de dinero ni por demanda como dice el saber convencional berreta, sino que tiene causas de oferta".
 
Marcó del Pont estimó "necesario desconcentrar y abordar comportamientos de la oferta con políticas territoriales que generen alternativas para el abastecimiento. Y para ello, tiene que intervenir el sector público".

La máxima responsable de la autoridad monetaria hizo estas declaraciones durante un encuentro con militantes y vecinos de la Comuna 11 (que comprende los barrios porteños de Villa del Parque, Devoto, Villa Santa Rita y Villa Mitre).

Allí se refirió a las restricciones que impuso el Gobierno sobre el mercado de cambios, mejor conocidas como cepo al dólar.

La funcionaria dejó en claro que a partir de esta decisión se pudo recuperar "la gobernabilidad del mercado de cambios frente al proceso de drenaje permanente de divisas", que en los últimos cinco años superó los 65 mil millones de dólares, calculó.

"El mercado de cambios también es utilizado para pulsear contra gobiernos democráticos. Pero dejar de pensar en dólares es un proceso que va a llevar mucho tiempo", resaltó. Y añadió que, ahora, "hay un núcleo duro del poder económico que perdió su capacidad desestabilizadora. No fue de casualidad sino que se corrió el eje del patrón de acumulación del sector financiero al mercado interno".

Por otro lado, Marcó del Pont reconoció que si bien Argentina "se animó a dar el debate contra la ortodoxia al reformar la Carta Orgánica del Banco Central, todavía predomina el viejo pensamiento tradicional".

"Recuperar el Banco Central permite poner en discusión todo el andamiaje de ideas ortodoxas que dominan el diseño de los bancos centrales y permite intervenir activamente en la economía", cerró.