Edición Nº: | | Dolar: 54,78 / 58,78

Septiembre es un mes clave para la Factura de Crédito

A partir del primero de septiembre de acuerdo al cronograma emitido por AFIP en el mes de mayo, más de 200 mil nuevas PYMES podrían emitir Factura de Crédito Electrónica, desde los 100 mil pesos.

Invoition, plataforma pionera en el descuento de facturas online, explica los nuevos desafíos de las PYMES, requisitos y temas a tener en cuenta para utilizar de manera eficiente este instrumento.

El noveno mes del año será bisagra en el financiamiento PYME. Industrias como la manufacturera, venta de vehículos y auto partes por mayor y menor, venta de combustibles, suministros de electricidad, gas, cloacas y agua.

Cómo también los de intermediación financiera y seguros, transporte y almacenamiento. Se estima que si la mitad de estas empresas emiten al menos una factura por el mínimo, el mercado de financiamiento a través de esta herramienta ascendería los 10 mil millones de pesos en este mes.

“De acuerdo a los volúmenes y el incremento que se va a generar de operaciones, sin dudas será un aliento para la economía. Esto va provocar un derrame de dinero, generando liquidez, aplacando mercados, se disminuyan los riesgos de corrida y bajen los precios. Por sobre todo por la seguridad jurídica que tiene la FCE, a diferencia de los cheques”, asegura Bruno Cosentino CEO de INVOITION.

¿Quiénes se suman a este nuevo mínimo de $100 en septiembre?

Del comercio al por mayor y al por menor; reparaciones de vehículos automotores y motocicletas; a) Venta de vehículos automotores, excepto motocicletas. b) Ventas al por menor de partes, piezas y accesorios de vehículos automotores. c) Venta de motocicletas y sus partes, piezas y accesorios. d) Venta al por menor de combustibles, lubricantes y refrigerantes para vehículos automotores y motocicletas. e) Venta al por menor de fuel oil, gas en garrafas, carbón y leña.

Por otra parte todos los rubros de las siguientes industrias; a) Industria manufacturera. b) Suministros de electricidad, gas, vapor y aire acondicionado. c) Suministro de agua, cloacas, gestión de residuos y recuperación de materiales y saneamiento público. d) Intermediación financiera y servicios de seguros. e) Servicio de transporte y almacenamiento.

Tips a tener en cuenta por una MiPyME

En la confección: la Factura de Crédito Electrónica (FCE) se confecciona de la misma manera que una Factura Electrónica Común, desde los mismos sistemas y con el mismo punto de venta con el que ya se está operando. Sólo deberá procurarse detallar 4 campos adicionales:

Fecha cierta de vencimiento de la obligación de pago: es la fecha en la que la “Gran Empresa” se compromete pagar dichos instrumentos, sea quien fuere el poseedor de la factura si posteriormente se descontó.

Cuenta bancaria: un CBU o alias de la MiPyME.

El importe a pagar expresado en números y letras.

Identificación del remito de envío de mercaderías correspondiente, si lo hubiere: Se detalla el número del o de los remitos asociados a la operatoria si existiese.

Para evitar el rechazo: estos son los motivos por los que la “Gran Empresa” receptora de la Factura de Crédito Electrónica, por un plazo de 30 días, puede rechazarla, y por tanto no cobrarse o descontarse.

_Existencia de vicios formales que causen su inhabilidad tanto como título ejecutivo y valor no cartular, así como documento comercial. Esto implica no haber cumplido con los puntos ya descriptos respecto de la confección. Es importante tener en cuenta que la Factura de Crédito Electrónica debe ser enviada al cliente de la misma manera que se venían realizando, vía email, portales, etc. dentro de las 24hs siguientes de emitida.

_Divergencias en los plazos o en los precios estipulados.

_Daño en las mercaderías, cuando no estuviesen expedidas o entregadas por su cuenta y riesgo.

_Vicios, defectos y diferencias en la calidad o en la cantidad debidamente comprobados.

_No correspondencia con los servicios o la obra efectivamente contratados.

_Falta de entrega de la mercadería o prestación del servicio.

_Cancelación, pago y vicios del procedimiento:

Del descuento de la factura: si la “Gran Empresa” acepta expresa o tácitamente la FCE, ésta puede descontarse, es decir, venderse por adelantado a cambio del efectivo. Es importante tener en cuenta que si bien los bancos podrían prestar este servicio, aún ninguno de ellos tiene listos sus sistemas para hacerlo.

De las plataformas: son herramientas online que permite a toda PYME, profesional o monotributista, acceder al descuento de facturas de manera simple, práctica y online. Son facilitadores de este mundo a la vez de democratizadoras.

A través de una plataforma, cualquier contribuyente puede, desde una cuenta online, descontar sus facturas entre múltiples financiadores dispuestos a comprarla, incluido el Mercado de Valores, sin tener ningún conocimiento específico adicional. Se abocan fuertemente a la experiencia del usuario y buscan masificar.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. Aseguradoras otorgarán financiamiento a PYMES por $13 mil millones
  2. Invoition premiará a PYMES que negocian sus Facturas de Crédito

Como prueba de ello por ejemplo, INVOITION, la más innovadora de éstas, ofreció 10 mil pesos premio en la acreditación de las primeras 10 PYMES que descontaran facturas por su canal durante agosto y se espera que tenga incentivos por el estilo de manera permanente con sus usuarios.

De los requerimientos para poder descontar: la MiPyME necesita tener una cuenta comitente abierta en la Caja de Valores para poder descontar sus FCE y una cuenta bancaria de acreditación en el caso que se opere por cuenta propia y a mano.

En el caso de las plataformas los requisitos quedan reducidos a uno sólo, tener una cuenta online, la misma provee a usuario al instante de una Cuenta Comitente y una cuenta virtual para la acreditación y disponibilización de fondos por defecto, sin necesidad de firmar ningún papel y en menos de 20 minutos.

Muchos expertos recomiendan a las PYMES de todas maneras ir habilitando y configurando sus cuentas online en la plataformas, como también en distintos canales que no le generan costos, para tener todo listo a la hora de financiarse.

Acerca de Invoition

INVOITION fue gestada durante todo 2017 y lanzada al mercado en enero de 2018, logrando entrar en operatoria en febrero, a través de su primer Partner, como banco de pruebas, alcanzando y promedio de 20 solicitudes diarias de financiación, con un promedio de 25.000 pesos cada una, con un repago de los anticipos otorgados por encima del 85%.

Fue creada por un grupo de 5 inversores locales privados que invirtieron U$S 50000 en tecnología e infraestructura. Otro grupo de mayor tamaño aportó capital neto para financiación.

Entre los miembros participantes en su gestación se encuentra Bruno Cosentino, Emprendedor serial y experto en tecnologías de pagos, facturación y financiación, con más de 10 años de experiencia, junto a otros expertos tecnológicos y financieros locales privados.

Entidades bancarias, Financieras, Fintech y Sistemas Locales de Facturación ya se encuentran en proceso de integración con la misma.

Acerca de Bruno Cosentino

Más de 10 años de experiencia en asuntos de facturación y pagos electrónicos. Creador de una de las plataformas más antiguas para la generación de facturas electrónicas de Argentina. Experto en Fintech y pionero en lo que a financiamiento y descuento de facturas electrónicas se refiere.