Edición Nº: | | Dolar: 56,31 / 60,31

La Fed sigue dividida acerca de la salud económica de Estados Unidos

La desaceleración del crecimiento del empleo en Estados Unidos en septiembre podría ser una señal de que la debilidad de las manufacturas se está expandiendo a la economía, o simplemente podría reflejar una esperado retroceso en un mercado laboral fundamentalmente saludable.

En este contexto, las autoridades de la Reserva Federal analizan qué hacer en términos de política monetaria.

"Si bien no todos comparten plenamente las oportunidades económicas y la economía enfrenta algunos riesgos, en general está, como me gusta decir, en un buen pie. Nuestro trabajo es mantenerla allí el mayor tiempo posible", dijo el titular del banco central, Jerome Powell (foto) en breves comentarios al presentar el evento "Fed Listens" (La Fed escucha) en Washington.

Powell y sus principales lugartenientes, el vicepresidente Richard Clarida y el jefe de la Fed de Nueva York, John Williams, han usado reiteradamente frases similares para describir la economía y el rol del banco central, cuando decidieron recortes de tasas en julio y septiembre, pese a la oposición de varios de sus colegas.

El reporte de empleo del viernes, que mostró que la tasa de desempleo bajó a mínimos de 50 años pero sin casi crecimiento de salarios, claramente no cambió la opinión de Powell.

NOTAS RELACIONADAS:

El PBI de Estados Unidos creció un 2% en el segundo trimestre

Estados Unidos: sube el déficit comercial y baja el desempleo

Los operadores de futuros de tasas fueron rápidos en juzgar que la Fed sigue en camino para realizar al menos un recorte más de las tasas de interés este año. Pero también recortaron sus apuestas a una cuarta baja este año, como lo habían proyectado esta semana tras datos que mostraron que el sector fabril se contraía y el crecimiento en los servicios se desaceleraba.

A medida que las autoridades de la Fed observan los datos económicos antes de la reunión de política monetaria del 29 y 30 de octubre, siguen divididas mientras evalúan los riesgos que plantean para el panorama económico las disputas comerciales y la tensión geopolítica.

Parte del problema es que, como el informe de empleo del viernes, los datos no están enviando un mensaje cristalino.

Los funcionarios están "luchando" para determinar su la economía estadounidense se encamina a un "aterrizaje suave" o a un "profundo declive", dijo el presidente de la Fed de Atlanta, Raphael Bostic, durante un evento en la Tulane University en Nueva Orleans.

"Hay muchas razones para ser optimista con respecto a la economía", afirmó Bostic. "Pero también debemos reconocer que hay mucha incertidumbre".

Mientras, el jefe de la Fed de Boston, Eric Rosengren, quien se opuso a los dos recortes de tasas de este año, comentó que también analizaba los datos y que tenía una "mente abierta" sobre la política monetaria hacia adelante.

El presidente de la Fed de Minneapolis, Neel Kashkari, quien quería bajas en los tipos más profundas, dijo el viernes que la política monetaria tiene un "enorme rol que jugar" para mantener fuerte al mercado laboral.

Fuente: Reuters