Edición Nº: | | Dolar: 56,31 / 60,31

La Bolsa perdió más de 2% y las ADRs se desplomaron en Wall Street

Las acciones de las empresas líderes que cotizan en la Bolsa de Comercio finalizaron la rueda del martes con una merma de 2,21 por ciento y un Merval situado en las 30.257,26 unidades, siguiendo la tendencia del lunes.

Al concluir la jornada, el S&P BYMA Índice General se ubicó en los 1.293.520,65 puntos, con una baja del 1,98%.

El volumen de negocios operados en acciones totalizó 1.035,3 millones de pesos (unos 18,5 millones de dólares), con un resultado de 48 subas, 62 descensos y once títulos sin cambios en su cotización.

Este resultado, que viene precedido de otro descenso del 2,75% ayer, se debe a que los títulos de las energéticas y bancos que operan en la plaza neoyorquina se han visto afectados por las "renovadas preocupaciones" por las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, ya que los inversores están desarrollando una mayor aversión al riesgo global, según el economista Gustavo Ber.

El economista sostuvo que la incertidumbre política y económica que vive Argentina, a las puertas de las elecciones generales del 27 de octubre, potencia esta sensación de riesgo.

Entre las empresas líderes, las acciones con mayores subas fueron las de Sociedad Comercial del Plata (+1,91%), Aluar (+1,32%), Grupo Financiero Valores (+0,77%) y Central Puerto (+0,25%).

Los títulos con mayores pérdidas fueron los de Pampa Energía (-4,45%), Transportadora de Gas del Sur (-4,18%), Grupo Supervielle (-3,66%) y Banco Macro (-3,33%).

Por su lado, las acciones argentinas que cotizan en Wall Street perdieron hasta casi 7%, en línea con severas caídas en los activos de riesgo internacionales ante un aumento de la preocupación sobre las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China.

Pero además pesó en el ánimo inversor el clima de incertidumbre política y económica reinante en la Argentina, según la opinión de analistas financieros.

En ese marco, los ADRs de empresas del sector financiero y energético lideraron los importantes deascensos: Supervielle se hundió un 6,7%; Pampa Energía, un 6,6%; y Transportadora Gas del Sur, un 5,9%.

Otras bajas relevantes las anotaron los papeles de Irsa (-5,6%); los de Banco Macro (-5,5%); los de Banco Francés (-5,1%); y los del Grupo Financiero Galicia (-4,9%).

A diferencia del segmento de renta variable, los principales bonos en dólares (que cotizan en pesos) cerraron con alzas, mientars que los nominados en moneda dura anotaron mayoría de bajas.

Entre los primeros, el Bonar 2024 (AY24) sumó un 3,5%; el Bonar 2020 (AO20) ganó un leve 0,2%, y el Discount bajo ley argentina (DICA) subió un 1%.

Entre los segundos, el Bonar 2024 (AY24D) avanzó un 0,5%; pero el Bonar 2020 (AO20D) cedió un 0,7%; mientras que el Discount con legislación local (DICAD) se contrajo un 0,8%.

Y el riesgo país medido por el banco JP Morgan se mantenía equilibrado en torno a las 2.110 unidades.

A su vez, Wall Street volvió a caer este martes mientras crece el pesimismo por la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que retoman conversaciones a finales de esta semana, después de que Washington haya sancionado a algunas firmas tecnológicas chinas.

Al término de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones retrocedió un 1,19% o 313,98 puntos, hasta los 26.164,04, mientras que el selectivo S&P 500 perdió un 1,56% o 45,73 enteros, hasta los 2.893,06.

El índice compuesto del mercado Nasdaq, en el que cotizan las principales tecnológicas, bajó un 1,67% o 132,52 unidades y acabó en 7.823,78.

El parqué neoyorquino estuvo centrado especialmente en las relaciones de EE.UU. con China, ya que esta madrugada el Departamento estadounidense de Comercio anunció que ha incluido en una "lista negra" de negocios a 28 organismos y empresas chinas por sus presuntos abusos contra los uigures y otras minorías musulmanas.

Entre los sancionados hay ocho empresas, incluidas Hikvision, Dahua Technology o Megvii Technology, dedicadas a la tecnología de reconocimiento facial, que no podrán adquirir productos de firmas estadounidenses sin permiso expreso del Gobierno federal.

Esta tarde, Washington anunció restricciones de visado a funcionarios chinos por su presunta implicación en esos abusos, lo que añade tensión a las conversaciones.

En el horizonte hay una nueva suba de aranceles a productos chinos, prevista para el 15 de octubre, del 25 al 30% y por valor de 250.000 millones de dólares, que según el presidente Donald Trump se aplicará si no se producen avances en la negociación.

El 1 de septiembre Estados Unidos incrementó las tarifas del 10 al 15% sobre importaciones chinas por valor de 112.000 millones de dólares y, en represalia, China puso en marcha aranceles de entre el 5 y el 10% a productos estadounidenses valorados en 75.000 millones.

NOTAS RELACIONADAS:

La Bolsa abrió la semana con una baja mayor a 2% por factores externos

El dólar volvió a subir y quedó en 60,24 pesos

Precisamente este martes la nueva directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, dijo que la guerra comercial "está pasando factura" en la actividad económica mundial y subrayó la necesidad de alcanzar la "paz comercial" para evitar una desaceleración "más masiva".

El Departamento de Trabajo de Estados Unidos informó que los precios de la producción bajaron el septiembre hasta su menor incremento anual en tres años, lo que podría dar razones a la Reserva Federal para hacer una nuevo recorte de las tasas de interés.

Todos los sectores cerraron en rojo y los más perjudicados fueron el financiero (-2,02%), el sanitario (-1,83%), el tecnológico (-1,82%) y el energético (-1,78%).

Entre las 30 cotizadas del Dow Jones solo subió Walmart (0,30%) y cedieron especialmente Dow (-2,92%), Cisco (-2,89 %), JP Morgan (-2,23%), IBM (-2,05%) y Exxon Mobil (-1,94%).

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) bajó un 0,2% y culminó en 52,63 dólares el barril, entre la cautela de los inversores ante la inminente reanudación de las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros de WTI para entrega en noviembre restaron doce centavos respecto a la sesión anterior de ayer lunes.

Los precios del petróleo estadounidense cayeron ligeramente este martes, como ocurrió ayer, porque los inversores mantienen su cautela antes de las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China, que se reanudan este jueves en Washington.

Según los analistas, los inversores son más bien pesimistas después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijera que es poco probable un acuerdo comercial rápido con China.

Finalmente, la bolsa de Sao Paulo retrocedió un 0,59% y su índice Ibovespa, referencia del parqué, perdió por primera vez desde el pasado 4 de septiembre la cota de los 100.000 puntos al cerrar con 99.981 unidades.

La plaza brasileña repitió las pérdidas de la víspera, cuando cayó un 1,93%, y parece seguir el mismo camino de la semana pasada, que terminó con un descenso acumulado del 2,3%.

El mercado paulista se mantenía por encima del listón simbólico de los 100.000 puntos desde el pasado 4 septiembre, cuando cerró la sesión en las 101.200 unidades. De toda samneras, volvió a perder hoy 591 unidades a su puntuación acumulada.

El volumen de negocios alcanzó los 14.301 millones de reales (unos 3.500 millones de dólares) en un total de 1.823.521 operaciones financieras.

Al frente de las ganancias en el Ibovespa figuraron las acciones del grupo energético Cosan (2,19%), seguido del banco de inversión brasileño BTG Pactual (1,98%), la empresa de seguros de salud Qualicorp (1,68%) y la compañía de saneamiento básico de Sao Paulo, Sabesp (1,67%), entre otros valores.

Por el contrario, los títulos de la Compañía Siderúrgica Nacional encabezaron las pérdidas al desvalorizarse un 4,31%.

También bajaron los papeles de la red educativa Kroton (-3,70%), la cárnica Marfrig (-3,12%) y la petroquímica Braskem (-2,81%).