Edición Nº: | | Dolar: 58,99 / 62,99

Tabacaleras piden una regulación del vapeo

El sector se hizo eco de episodios ocurridos en Estados Unidos y otros países de pacientes con dificultades de salud relacionadas con el uso de cigarrillos electrónicos.

La industria tabacalera legal denunció que "existiría un consenso en el ámbito científico y médico de que los riesgos están asociados al uso de aceites que contienen THC (tetrahidrocannabinol) que, con fuerte presencia en el mercado negro, han sido identificados como los probables culpables".

Al respecto, reclamó "la regulación del mercado en una categoría de productos que podría ser una alternativa menos riesgosa que los cigarrillos convencionales".

"Desde el sector estamos convencidos que la respuesta está garantizada a partir del estricto cumplimiento de las normas relacionadas con la calidad y los ingredientes. La clave es tener, y hacer cumplir, las reglamentaciones estatales sólidas y eficaces que garanticen estándares altos para el producto", afirmó Chris Proctor, Director Global de Ciencias (Chief Scientific Officer) de British American Tobacco, según difundió la empresa, una de las dos tabacaleras más grandes que operan en Argentina.

Según el químico, "hay cada vez más datos científicos que indican que esta nueva categoría de productos ofrece una alternativa menos riesgosa a fumar cigarrillos. Esto se debe a que los peligros asociados con fumar son causados por las toxinas que se liberan durante el proceso de combustión del tabaco".

Y agregó: "Los productos nuevos, como los cigarrillos electrónicos, el tabaco y la nicotina oral, y los productos de calentamiento del tabaco, no implican combustión. Los cigarrillos electrónicos ni siquiera contienen tabaco".

NOTAS RELACIONADAS:

Avanzan con una nueva suba de los cigarrillos

Massalin Particulares despidió a 220 trabajadores

En tal sentido recordó que los recientes informes de la Agencia de Salud del Reino Unido (Public Health England) que luego de rigurosos estudios ha llegado a la conclusión preliminar de que, "a pesar de que no está exento de riesgos, vapear es, al menos, 95% menos peligroso que fumar".

"Los Estados deben desempeñar su función e introducir reglamentaciones apropiadas respecto de las pruebas y los informes de los ingredientes de los cigarrillos electrónicos", aseguró el especialista.

El pedido del sector tabacalero se da mientras crecen en el mundo los casos de afectados por este tipo de consumo y se comienzan a registrar los primeros casos en Argentina de pacientes con dificultades respiratorias.

En este sentido, la Secretaría de Salud emitió un comunicado donde convoca a los centros sanitarios a informar posibles casos de pacientes afectados por el uso de cigarrillos electrónicos.

"Tanto el alerta, como el relevamiento de estos casos, se produce en el marco del brote de enfermedad pulmonar grave y potencialmente mortal entre los usuarios de cigarrillos electrónicos que en Estados Unidos ya reportó en los últimos meses 36 muertes y más de 1800 casos de enfermedades respiratorias graves no infecciosas", indica el organismo oficial.

"La comunidad internacional se ha puesto en alerta debido a la aparición reciente de neumonías lipoideas, neumonías eosinofílicas, y otras enfermedades pulmonares raras, no infecciosas y graves que afectaron en general a personas jóvenes", explicó Verónica Schoj, directora nacional de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades No Transmisibles, quien agregó que "Argentina no está exenta de estos riesgos a la luz del crecimiento del consumo de estos productos en el país".