Edición Nº: | | Dolar: 58,07 / 63,07

Estados Unidos vuelve a imponer aranceles al acero argentino

La Casa Blanca restablecerá aranceles al acero y el aluminio procedente de la Argentina, según lo anunciado por el presidente Donald Trump.

En su cuenta de Twitter, el mandatario estadounidense afirmó que la medida incluye también a los productos brasileños, ya que "Brasil y la Argentina han estado llevando adelante una devaluación masiva de sus monedas".

Trump anunció este lunes “con vigencia inmediata” el restablecimiento de aranceles para “todo el acero y aluminio que se envíe a EE.UU. desde Brasil y Argentina”.

El jefe de Estado culpó a los dos países latinoamericanos de “haber presidido una devaluación masiva de sus monedas, que no es buena para nuestros agricultores”.

Trump no perdió la oportunidad de volver a cargar contra la Reserva Federal (Fed), de la que no se esperaba ningún cambio en las tasas de interés oficiales en su reunión de este diciembre.

NOTAS RELACIONADAS:

El comercio mundial tendrá su crecimiento más lento en una década

Europa apoya a los agricultores afectados por los aranceles de Estados Unidos

“La Fed debería actuar para que los países, que ya son muchos, no se aprovechen más de nuestro dólar fuerte al devaluar aún más sus monedas”. Trump insiste en que esta situación “hace que sea muy difícil para nuestros fabricantes y agricultores exportar sus productos de manera justa”. “¡Tipos más bajos y relajación de la Fed!”, exigió.

En un tercer tuit, agregó que los mercados norteamericanos subieron 21% desde el "anuncio de los aranceles el 3/1/2018, y Estados Unidos está captando masivas cantidades de dinero (y dando algo a nuestros granjeros, que están en la mira de China)".

A fines de abril de 2018, la Casa Blanca había alcanzado un acuerdo con la Argentina, así como también con Brasil y Australia, para eximir a estos países de los nuevos aranceles al acero y al aluminio impuestos por mandatario en el marco de la guerra comercial con China.

Trump impuso en marzo de ese año un gravamen del 25% a las importaciones de acero y del 10% a las de aluminio, pero permitió exenciones temporales a Canadá, México, Brasil, la Unión Europea, Australia y también a la Argentina.

El propio presidente Mauricio Macri habló en su momento con Trump por teléfono para pedir que Argentina sea exceptuada de los gravámenes. Y es que se trata de un mercado que entre ambos metales representan exportaciones por unos u$s 700 millones.