Edición Nº: | | Dolar: 57,97 / 62,97

Moody's estima que las provincias empeorarán su situación en 2020

La firma internacional aseguró que la perspectiva de las provincias argentinas para el año próximo es negativa, debido a "mayores riesgos sistémicos del gobierno nacional".

A través de un informe, la calificadora señaló que los gobiernos provinciales de la Argentina enfrentan un entorno operativo cada vez más desafiante, que afectará sus resultados financieros y hará más difícil el refinanciamiento de la deuda frente a las presiones sociales y los cambios de políticas.

Y agregaron que "las condiciones restrictivas en los mercados locales e internacionales aumentarán la dependencia de las provincias del financiamiento soberano y profundizarán la exposición de los tenedores de bonos al riesgo de refinanciamiento".

Además, los indicadores crediticios presentarán "un deterioro como resultado del aumento de los costos financieros y la exposición a la deuda en moneda extranjera" en medio de la volatilidad financiera.

NOTAS RELACIONADAS:

Remarcan que Argentina y demás mercados emergentes continuarán en recesión

La solvencia crediticia tendrá una tendencia negativa en 2020

Para Moody's, la administración de la liquidez "será más difícil" debido a las restricciones en los controles cambiarios y los ingresos se debilitarán en términos reales como resultado de la severa recesión económica de Argentina.

"Ante las tensiones sociales y la inflación persistente, las provincias se verán obligadas a aumentar el gasto a medida que aumenta la pobreza y el desempleo, y disminuye el poder adquisitivo. Sin embargo, los gastos de capital estarán limitados por la falta de opciones de financiamiento y el lento crecimiento", señaló el informe.

Por último, Moody's prevé que "el crecimiento económico de la Argentina siga siendo negativo en 2020 debido a presiones monetarias, condiciones financieras extremadamente restrictivas y la alta incertidumbre política" y esperan que "la volatilidad del crecimiento continúe, prolongando el patrón de crecimiento y recesión que el país ha mostrado desde 2011".

"El crecimiento económico negativo afectará las bases económicas de las provincias y, en última instancia, sus ingresos", concluyó la calificadora.