Edición Nº: | | Dolar: 80,61/ 86,61

Enfatizan que no es necesario devaluar para que suban las exportaciones

Martín Berardi, presidente ejecutivo de Ternium Argentina destacó que "tenemos un tipo de cambio de equilibrio con nuestros socios comerciales y costos muy cerca de los de México, con lo que no sería necesario una gran devaluación para aumentar las exportaciones".

Para el titular del mayor productor de acero del país, se registra un "déficit fiscal primario cercano al equilibrio, superávit comercial, una reforma impositiva que avanzó bastante, mejoras en logística y administración del Estado".

Al disertar en la apertura del seminario ProPymes, organizado por el grupo siderúrgico Techint, el empresario aclaró que "la guerra comercial entre Estados Unidos y China nos va a afectar indirectamente a todos".

Durante el encuentro en el predio porteño de la Sociedad Rural, Berardi (foto) destacó también que el desarrollo de la formación neuquina de Vaca Muerta "puede ser un motor, pero las recientes políticas (del gobierno anterior) lo pueden paralizar con rapidez".

Según el directivo, "es la oportunidad de empujar la inversión y la exportación para que podamos volver a crecer de una forma más sostenible", para lo cual los envíos deberían llegar al 20% del PBI, porque hoy "estamos en 17% y eso no alcanza para un ritmo de 2 a 3% de manera sostenida".

NOTAS RELACIONADAS:

Más números negativos para la capacidad instalada industrial

Piden mejorar el entorno empresarial para impulsar los negocios con China

Berardi aclaró que "hay que sostener el superávit comercial, y si recuperamos el consumo y la actividad van a aumentar las importaciones, con lo cual va a ser necesario exportar mucho más".

Resaltó además la necesidad de "continuar con la reforma fiscal, bajar Ingresos Brutos y el impuesto al Cheque, además de revisar las cuentas de provincias y municipios".

Por otra parte, agregó, deberá reperfilarse la deuda externa, pero "no todo es negativo: Brasil vuelve a crecer, prevé un 3% en 2020 y dispuso reformas estructurales" que, de todos modos, "tardan un tiempo".

En cuanto a la industria del acero, Berardi detalló que "hace ocho años que no crece, y luego de los dos últimos años de recesión el consumo per cápita es de 88 kilos, frente a 104 en la región; 300 en Europa; 305 en Estados Unidos y 600 en China", lo que demuestra que "hay mucho para crecer".

Detalló luego los resultados de una encuesta entre 210 clientes de la siderúrgica, según los cuales el año próximo la facturación va a caer 8% en promedio, las exportaciones subirán 2%, habrá algo menos de inversión y aumentarán ligeramente los planteles laborales.

Tras reseñar los derrumbes productivos en los sectores automotor, de la construcción, de equipos petroleros, de maquinaria agrícola, de la línea blanca y de envases para alimentos, Berardi concluyó que "el 2020 está abierto, faltan definiciones para estimar como podría ser, posiblemente muy parecido a 2019 pero quizás con un perfil distinto, que arranquemos bajo y terminemos recuperando".