Edición Nº: | | Dolar: 69,64/ 74,64

El sexto "unicornio" argentino in the making

¿Qué hace que una empresa sea considerada un "unicornio"? Si bien el concepto estrictamente financiero apunta compañías con una valuación mayor a los u$s 1000 millones, hay una serie de valores y características que unifican a este tipo de empresas: son firmas basadas en tecnología, emergentes dentro de un mercado, fundadas por emprendedores menores a 35 o 40 años, que tienen una solución apuntada a un usuario o consumidor final.

En Argentina, hay tantos unicornios como dedos de la mano: Mercado Libre, Despegar, OLX, Globant y Auth0. Y hay una compañía, fundada hace sólo dos años, que si bien no ofrece su valuación pública y asegura que esta está muy lejos de la cota de los u$s 1000 millones necesarios para integrar este selecto grupo, asoma como futura candidata, por la rapidez con la que hizo crecer su proyecto y por la expectativa que generan sus soluciones, tanto para los usuarios finales como para los inversores internacionales.

Se trata de la fintech Ualá, que vio la luz en octubre 2017 como una billetera virtual anclada en una aplicación del celular vinculada a una tarjeta prepaga. El lema era sencillo: apostar a la inclusión financiera de más del 50% de la sociedad argentina que no está bancarizada.

La propuesta creció en estos dos años en cantidad de clientes y en usabilidad; ya no sólo se pueden hacer pagos electrónicos y en comercios físicos, comprar en el exterior, enviar y recibir dinero a cuentas bancarias o de otras fintech, sino que desde hace dos meses la aplicación lanzó su pata de ahorro, con un fondo de inversión creado en conjunto con el Grupo SBS, que ya tiene más de 100 mil usuarios inversores.

Anteriormente, y de forma preliminar, había lanzado la opción de financiamiento, con créditos personales para un grupo de sus clientes, algunos que hasta el momento no habían podido pedir un préstamo en ninguna entidad financiera.

"Estamos muy contentos con el crecimiento que logramos en Uala este año: casi que cuadruplicamos nuestra cantidad de clientes respecto a 2018 y logramos emitir más de 1,5 millones de tarjetas", afirmó su fundador, Pierpaolo Barbieri.

Barbieri, que fue reconocido a principios de este año como un joven destacado por el Instituto Nacional de la Juventud, se define a sí mismo como un emprendedor nato. Sin embargo, su curículum es el del un rara avis dentro del mundo emprendedor.

NOTAS RELACIONADAS:

"Hay que levantarse a la mañana, tener un emprendimiento y llevarse al mundo por delante"

"Sólo los mejores profesionales pueden brindar las mejores soluciones"

Historiador económico, ensayista y director de la consultora estadounidense Greenmantle, autor de un libro sobre el modelo económico del nazismo, este joven de 32 años tiene en sus espaldas el aval de los fondos de inversión más grandes del mundo.

Recientemente, la compañía que preside anunció una ronda de inversión de u$s 150 millones, de la que participaron peso pesados del universo de la tecnología financiera.

Según informaron, esta ronda estuvo liderada por Tencent, el dueño de WeChat, la plataforma social y de comunicación más grande de China, con más de 1000 millones de usuarios activos por mes.

También participó de esta apuesta el fondo de innovación de Softbank, el fondo de tecnología centrado exclusivamente en el mercado latinoamericano, creado por esta la firma japonesa del mismo nombre.

Estos dos jugadores no sólo participaron con financiamiento, también anunciaron que dos representantes de estas empresas se sumarán al directorio ejecutivo de Ualá. De esta operación también participaron otros "grandes", como Endeavor Catalys, Goldman Sachs Investments y el fondo de inversión del mega magnate George Soros.

"Para 2020 en Uala estamos convencidos de que vamos a seguir apostando al crecimiento. Vamos a crear 400 nuevos puestos de trabajo, tanto para nuestras oficinas en Buenos Aires, como para puestos remotos en distintos puntos del país. Tenemos muchas cosas para hacer para seguir mejorando el servicio que le ofrecemos a nuestros usuarios", anunció Barbieri.

"Vamos a usar esos fondos para lanzar nuevas unidades de negocios el próximo año", confirmó aunque prefirió no adelantar cuáles son los proyectos en los que trabajarán en los próximos doce meses.

Un argentino en el radar

No es la primera vez que Ualá consigue respaldo externo para hacer crecer su compañía. Desde su lanzamiento en 2017, esta fintech llamó la atención enseguida de grandes jugadores.

Unos meses después consiguió que nada menos que el fondo inversor de George Soros, Soros Fund Management LLC, se ponga a la cabeza de una ronda en la que también participaron Jefferies LLC, Point72 Ventures y el emprendedor Kevin Ryan, entre otros, para otorgarle u$s 10 millones.

Casi un año después, Ualá anunció una segunda tanda de inversión en la que logró levantar otros u$s 34 millones,de la que participó esta vez el fondo de Goldman Sachs.

A principios de año, Ualá consiguió llamar la atención del mercado asiático y anunció una primera vuelta de inversión con la china Tencent, aunque en ese momento no trascendió cuál fue el monto de la colocación.

Tencent, fundada en 1998 en China, invierte mucho en talento e innovación tecnológica, promoviendo activamente el desarrollo de la industria de Internet. Ualá no es la única fintech latinoamericana en la que Tencent tiene participación. También lo hace en el gigante de los bancos digitales Nubank, una compañía de origen brasileño que está próxima a desembarcar en Argentina.

James Mitchell, Tencent's Chief Strategy Officer, afirmó ahora: "Nos entusiasma ser testigos del rápido crecimiento de Ualá desde nuestra primera inversión a comienzos de este año. A través de este nuevo apoyo, fortalecemos nuestro acompañamiento en el desarrollo de esta robusta plataforma de servicios financieros, promoviendo la inclusión financiera y la innovación tecnológica".

Sobre la trastienda de esta operación, el fundador de Ualá dijo: "Ya habían hecho una primera pequeña inversión en abril de este año para conocernos mejor y ser parte y esta vez se pusieron la inversión al hombro, porque ellos lideran la ronda. Nos llena de orgullo que sea la primera inversión del fondo latinoamericano de Softbank en la Argentina. Esto se inició con un viaje mío a China en mayo, donde me reuní con el equipo senior de Tencent. Empezamos a trabajar esto en junio y después hablamos con más de 40 inversores. Pero la verdad es que decidimos mantener esto muy cerrado porque la mayoría de los inversores que ya habían participado de otras rondas de inversión, como Soros o Goldman Sachs, querían volver a formar parte por nuestro crecimiento y por cómo veníamos escalando el producto".

Los jugadores que participaron de esta última ronda coincidieron: es el rápido crecimiento de esta empresa lo que los motiva a "querer entrar".

"El crecimiento de Ualá ha sido realmente notable. Lo que el equipo está construyendo ha revolucionado los servicios financieros en Argentina. Su estrategia y ejecución excepcional demuestran el gran potencial de la compañía", manifestó Shu Nyatta, Managing Partner, SoftBank Innovation Fund.

Por su parte, Christopher Dawe Managing Director at Goldman Sachs, dijo: "La tecnología 100% móvil de Ualá brinda acceso, transparencia y conveniencia a los usuarios. Esta inversión es consistente con nuestra filosofía de respaldar a los equipos con el objetivo de promover la inclusión financiera".

El respaldo de estos inversores se corresponde con una visión de mediano y largo plazo no sólo de una empresa como Ualá, sino de la potencialidad de crecimiento del ecosistema fintech local.

"Ellos quieren escalar una operación, creen en el talento argentino. Siempre insisto en que esto no es un logro personal mío, sino del equipo de Ualá, porque tenemos gente que apostó mucho por la empresa y está generando grandes equipos. No soy un fundador técnico: tenemos gente que se fue de Google, de Citibank, de Goldman Sachs, de JP Morgan para venir a trabajar en Ualá. Formamos un gran equipo y en ese gran equipo es en quien apuestan los inversores".

En el camino

Respecto a los próximos pasos que puede tomar la compañía, el joven ejecutivo descartó planes de regionalizar su operación en los próximos años.

"Todavía no es momento. Tenemos 1,3 millones de cuentas, hay más de 43 millones de argentinos. Nos queda mucho por hacer en el área de ahorro, de inversiones, de encontrar que la gente mantenga el valor real de sus ahorros. También nos queda mucho por hacer en la parte de préstamos, donde queremos crear una historia crediticia para cada argentino, que les permita acceder a más y mejores servicios del sistema financiero. La verdad es que podemos trabajar con muchos partners de acá todavía. Queremos consolidar Argentina antes de pensar en nada más".

Fuente: Ana Clara Pedotti / infotechnology.com