Edición Nº: | | Dolar: 65,71/ 70,71

Por la pandemia caen las expectativas de equilibrio fiscal para Argentina

El Instituto de Estudios Económicos sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral) consideró que "los efectos económicos echaron por tierra rápidamente las expectativas de un equilibrio fiscal en 2020".

La entidad estimó que se deberá recurrir a la emisión monetaria para asistir a las provincias y municipios para evitar que emitan cuasimonedas.

El investigador y analista económico que preside el Ieral, Marcelo Capello, destacó que, en 2019, el déficit primario se ubicó en 0,44% del PBI, y generó la expectativa de que, con algún esfuerzo fiscal adicional, se podría llegar al equilibrio fiscal en 2020 y al superávit desde 2021.

Sin embargo, aclaró que "los efectos económicos de la pandemia echaron rápidamente por tierra dichas expectativas".

Por los impactos que vienen del sector externo, más los efectos económicos del confinamiento social, el Estado debió salir a aumentar sus erogaciones en la lucha contra la pandemia, a compensar con montos importantes a los mayores perdedores del sector privado por la inactividad económica, señala el informe.

Además, los expertos de la Fundación Mediterránea observaron que, en este contexto, la recaudación fiscal cae en los tres niveles de gobierno, por las medidas de excepción tributaria y por la misma recesión.

NOTAS RELACIONADAS:

El coronavirus extinguirá casi un 7% de horas de trabajo en el segundo trimestre

La emisión monetaria llegó a niveles récord en marzo

"Durante la pandemia no queda otra que emitir, pero importa la cuantía y quién emite", es el título del análisis de Capello que publica el sitio web del Ieral.

Allí, consigna que en marzo comenzaron a verse los efectos fiscales de esta situación y advierte que, "en abril, recrudecerán cuando el gobierno nacional aumente en cerca del 20% su gasto público nominal con respecto a marzo, y la recaudación caiga alrededor del 30% contra igual mes".

En ese contexto, sostiene que el déficit primario del sector público nacional en abril podría ser equivalente al 16% del PBI, o al 1,1% del PBI anual.

Además, estima que, si ese eventual desequilibrio se monetiza, junto con los servicios de deuda que no puedan compensarse con roll over en el mercado, "el BCRA debería asistir al Tesoro Nacional con una emisión monetaria de alrededor de $410 mil millones en abril, lo cual supondría una suba del 57% en la Base Monetaria (BM) respecto a febrero pasado, o una suba interanual nominal del orden del 93%".

El analista también considera muy probable que el Tesoro Nacional deba asistir a provincias y municipios en abril, por un monto aproximado de $150 mil millones en el caso de provincias y $23 mil millones en los municipios, y que, seguramente, esa asistencia se extienda a mayo.

Caso contrario, advierte el informe del Ieral, los distritos tendrían "excusa para emitir cuasimonedas, desordenando adicionalmente la economía y agregando costos de transacción".

Ante ese panorama, Capello sugiere "mantener el monopolio de la emisión en el BCRA, aunque en este período de crisis compartiendo una porción de su poder de señoreaje con los gobiernos provinciales, y emitiendo la menor cantidad posible de dinero, tal que permita amortiguar el efecto de la pandemia y la cuarentena sobre la economía, con la menor inflación extra posible".