Edición Nº: | | Dolar: 85,14/ 91,14

Industriales y gremialistas extendieron el acuerdo de suspensiones

La Unión Industrial Argentina (UIA) y la Confederación General del Trabajo (CGT) prorrogaron el entendimiento para evitar despidos de trabajadores suspendidos a cambio de un descuento salarial en el marco de la pandemia.

La medida, que apunta a "sostener el empleo y la actividad productiva" durante la crisis del coronavirus tendrá una duración de 60 días y comenzará a regir una vez que el Ministerio de Trabajo arbitre las normas pertinentes, indicó la UIA en un comunicado.

La declaración original fue firmada el 30 de abril pasado y vencía a finales de mayo, por lo que las negociaciones para concretar la renovación comenzaron días atrás.

El acuerdo contempla el pago del 75 por ciento del ingreso neto a los trabajadores que están impedidos de cumplir sus tareas habituales por la paralización de actividades.

También establece un límite de 60 días para las suspensiones con la garantía de la continuidad en los puestos de trabajo durante el tiempo en que se haga efectiva la suspensión.

NOTAS RELACIONADAS:

La UIA pidió que se extiendan las moratorias vigentes

IPA: "El DNU antidespidos fomenta la vagancia”

"Ambas instituciones buscan mitigar el impacto de la pandemia brindando un marco de previsibilidad para trabajadores y empresarios", destacó entidad industrial.

La UIA graficó que el acuerdo es "fruto del esfuerzo conjunto que están realizando empresarios y trabajadores en el marco de una pandemia que afecta a todos los países".

La extensión tendrá una duración de 60 días y comenzará a regir una vez que el Ministerio de Trabajo arbitre las normas pertinentes. La declaración original fue firmada el 30 de abril de 2020.

El texto rubricado por ambas instituciones establece una serie de recomendaciones que abordan, de manera integral, la situación de los trabajadores y las empresas en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Por tal motivo, propone prorrogar la vigencia de las suspensiones pactadas, encuadradas en los términos del art. 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo (LCT) y establecer las condiciones de la mayor celeridad posible para su homologación.

"El acuerdo prevé el pago de una prestación no remunerativa equivalente al 75% del ingreso neto del trabajador, con la continuidad de los puestos de trabajo durante el tiempo en que se haga efectiva la suspensión", detalla el comunicado.

Sin embargo, aclararon que se exceptúa a los trabajadores dispensados de concurrir al lugar de trabajo por pertenecer a algún grupo de riesgo o tener más de 60 años, así como a quienes hayan acordado con sus empleadores continuar prestando servicios desde el lugar de aislamiento.

El objetivo es preservar los puestos de trabajo existentes y garantizar la sustentabilidad de las industrias argentinas.