Edición Nº: | | Dolar: 71,91/ 76,91
  • Agro
  • Publicado el

El Gobierno destacó los avances en el mercado de la carne

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, subrayó que en medio de la pandemia de coronavirus se pudo "sostener ordenadamente" la cadena productiva y comercial de la carne vacuna.

Al respecto, precisó que en el primer semestre "la faena logró aumentarse en 280.000 cabezas; la producción creció 4% y las exportaciones se incrementaron un 20%".

Al inaugurar un seminario virtual internacional organizado por el IPCVA (Instituto para la Promoción de la Carne Vacuna), Basterra se refirió a las perspectivas del sector para atender la creciente demanda de China, la Unión Europea y Estados Unidos.

En ese sentido, declaró que este es un "sector clave para la economía y la equidad territorial" en el marco del "proceso adaptativo a los nuevos tiempos".

El ministro ponderó el desempeño del sector en la emergencia, ya que "se entendió desde un primer momento que la pandemia debía ser abordada entre todos, con lineamientos generales para preservar alimentos sanos, inocuos y de calidad, y sostener la cadena externa para el ingreso de divisas".

NOTAS RELACIONADAS:

Bircher: El Gobierno "debe facilitar el comercio exterior de las empresas"

El superávit comercial entre 2019 y 2020 fue el mayor de la historia argentina

Agregó que si bien "la recuperación es lenta y no se sabe cuánto tiempo demandará llegar al nuevo orden", la región se presenta como un espacio privilegiado y estratégico para la producción de carnes y granos.

Basterra resaltó que, ante una producción mundial que este año se mantendrá en torno de las 60,7 millones de toneladas, la Argentina ocupa el sexto lugar como productor mundial de carne vacuna y el quinto como exportador.

Recordó luego que China viene incrementando su demanda del producto y absorbe el 29% de las importaciones mundiales, frente a 10% hace cinco años.

El país asiático, precisó el ministro, es el destino de más de 80% de las exportaciones argentinas del producto.

La Argentina es el segundo proveedor de China detrás de Brasil y por delante de Australia, y durante los primeros cinco meses de 2020 los envíos crecieron 67% y totalizaron US$ 4.369 millones, detalló.

En junio, ante el rebrote de coronavirus en Beijing, señaló Basterra, "se tomaron medidas adicionales de control y testeo de alimentos con cadena de frío, pero eso no mermó la demanda china, que ya venía impulsada por el aumento del poder adquisitivo y los requerimientos de proteínas de calidad".

La Unión Europea, en tanto, es el segundo destino de las carnes argentinas y se registró una caída de 21% de las exportaciones en enero-mayo, pero ese mercado está "en franca recuperación", mientras la cobertura de la cuota Hilton (cortes de alta calidad) "se cumple en un 95%", lo que muestra las mejores expectativas.

A su vez, el mercado de los Estados Unidos, al que el país volvió después de 18 años, tuvo una baja participación en 2019 pero presenta un "crecimiento exponencial" en 2020, con una demanda para nichos específicos de alto valor, como las carnes magras para la elaboración de hamburguesas.

"Es auspicioso para nuestro país ver cómo se viene recuperando la demanda y el Estado, a través de todas sus instancias, trabaja para que no se interrumpa la producción y el comercio de carnes", concluyó Basterra.