Edición Nº: | | Dolar: 85,14/ 91,14

Una mayoría de británicos quiere que se extienda programa laboral

Uno de cada dos habitantes de las islas está a favor de extender el "furlough", como se le llama al plan de retención de empleo por el cual el Gobierno británico paga el 80% de los salarios de los trabajadores privados hasta un monto de 2.500 libras, para evitar la caída de los empleos durante la pandemia de coronavirus.

La encuesta realizada para el sindicato de los trabajadores Unite reveló que los británicos quieren que el gobierno extienda su plan de retención de empleo que finaliza en octubre, por un año más.

Según Unite, la encuesta es una evidencia de la profunda preocupación pública porque el Reino Unido va a dejar de proteger a los trabajadores afectados por la pandemia de coronavirus demasiado pronto, y antes de que se comprenda el verdadero alcance de la tormenta económica que se dirige a las comunidades.

La encuesta, que fue realizada mientras el Reino Unido experimenta cifras de pérdida de empleo de la que no se tienen precedentes, reveló que casi la mitad (49%) quiere que el Gobierno imite a los alemanes extendiendo el plan de retención de empleo por un año más.

El apoyo fue mayor en Londres, donde el 57% de los británicos pidió extender el plan de protección del empleo.

La economía del Reino Unido fue la más afectada entre las principales naciones que conforman el G7 como resultado de la crisis socioeconómica y de salud, y los economistas están de acuerdo en que el panorama es frágil, según indicó el sindicato.

NOTAS RELACIONADAS:

El superávit comercial de la eurozona avanzó más de 9% en junio

Confirman que el Reino Unido entró en recesión

En ese sentido, la entidad gremial se mostró particularmente preocupado por el hecho de que sectores estratégicos fundamentales, como la producción y la aviación, seguirán viéndose muy afectados y eliminarán decenas de miles de puestos de trabajo, a menos que el Gobierno adopte las medidas de apoyo laboral extendidas de la mayoría de los demás países europeos.

La encuesta realizada por la consultora Survation para Unite reveló también que el 66% de los encuestados también apoyó una extensión de la prohibición de desalojos hasta marzo de 2021, la fecha establecida por el Administraciones de Escocia e Irlanda del Norte.

En Inglaterra y Gales la prohibición, introducida durante el encierro para proteger a los inquilinos que no pueden pagar el alquiler, finalizará en septiembre de este año.

El secretario general de Unite, Len McCluskey, dijo por su parte que esta encuesta es un indicador claro del temor de la gente por el futuro cercano.

"No es de extrañar que los británicos se sientan tan inseguros sobre lo que está a la vuelta de la esquina. Más personas en este país han sido víctimas del coronavirus y la economía del Reino Unido se contrajo más del doble que la de nuestro principal competidor, Alemania", subrayó.

El dirigente señaló además que los británicos necesitan un liderazgo que les brinde seguridad a sus hogares, sus medios de vida y la economía, y pidió al Gobierno que haga por sus ciudadanos lo que están haciendo las naciones de Europa que es tomar medidas para evitar que industrias y trabajos vitales caigan en picada, y garantizar que las comunidades puedan resistir los peores impactos de la pandemia.

"Los trabajadores de este país esperan que el Gobierno del Reino Unido haga ahora lo mismo", remarcó.