Edición Nº: | | Dolar: 77,88/ 83,88

Bajaron los pedidos de subsidios por desempleo en EE.UU.

El número de estadounidenses que solicitaban por primera vez subsidios por desempleo bajó la semana pasada levemente a 860.000 prestaciones, totalizando 12,6 millones de personas que reciben ayuda estatal, según informó el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos.

Las solicitudes del beneficio al desempleo en los programas estatales regulares disminuyeron a 860.000 en la semana que finalizó el 12 de septiembre, lo cual significa que hubo 33.000 pedidos menos que en la semana anterior, según cifras oficiales.

El número total de estadounidenses en las listas de beneficios estatales se redujo en casi 1 millón, a 12,6 millones, en la semana que finalizó el 5 de septiembre.

Las solicitudes de beneficios por desempleo de EE.UU., permanecen por debajo de 1 millón por tercera semana consecutiva.

La disminución en el número de estadounidenses que buscan ayuda financiera después de perder el trabajo, luego de un ligero aumento en la semana anterior, es una señal bienvenida de que el repunte económico sigue avanzando a pesar de la lucha por contener el coronavirus.

Las ayudas oficiales se están limitando como consecuencia de la falta de acuerdo en el Capitolio para aprobar un nuevo paquete de estímulos fiscales y financieros por unos 2 billones de dólares, ante la oposición de los demócratas y la proximidad de las elecciones.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. La Fed buscará mantener las tasas cercanas a 0% hasta 2023
  2. La OMC se pronunció a favor de China en disputa comercial con EE.UU.

Los datos de la caída en las ventas minoristas están reflejando no sólo un menor consumo de la gente sino también las dificultades que tienen las pequeñas y medianas empresas para dar impulso a la economía.

La mayoría de los economistas coinciden en que si la gente no recibe un nuevo programa de ayuda y si estos no se prolongan hasta el primer trimestre de 2021, va a ser muy difícil recuperar la economía.

El gasto del consumidor se desaceleró en agosto, con un indicador clave de las ventas minoristas que descendió inesperadamente, como consecuencia de los recortes de beneficios al desempleo extendidos para millones de estadounidenses.

De acuerdo con un informe del Departamento de Comercio, las ventas minoristas, excluidos los automóviles, la gasolina, los materiales de construcción y los servicios alimentarios, cayeron un 0,1% el mes pasado. Se informó anteriormente que estas llamadas ventas minoristas centrales habían subido 1,4% en julio.

Las ventas minoristas representan el componente de bienes del gasto de los consumidores, y servicios como la atención médica, la educación, los viajes y el alojamiento en hoteles y equivalen a 2/3 del PBI del país.

Fuente: Bloomberg