Edición Nº: | | Dolar: 81,14/ 87,14

Para Lavagna, hace falta un Estado más metido en el sector privado

El titular del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), Marco Lavagna, consideró que es necesario un "Estado presente, que articule lo público y lo privado".

Al exponer en el seminario web "El Estado Argentino y su relación con las empresas", organizado por ACDE y la Fundación Konrad Adenauer, el funcionario afirmó que siempre fue "partidario del Estado presente".

"El tamaño es relativo, la clave es su eficiencia; el tamaño depende de las necesidades que tengas, ni un Estado grande y bobo ni uno ausente, tiene que ser un Estado promotor, igualador, articulador", dijo.

"El Estado debe articular entre los intereses contrapuestos que tiene el sector privado; si en determinados períodos como la pandemia es un Estado mucho más amplio, bienvenido; el tamaño es relativo a los distintos momentos, hay que tener una correcta articulación entre lo público y lo privado, no son contrapuestos, se retroalimentan entre sí", planteó.

Por su parte, el diputado nacional, Luciano Laspina consideró que "el Estado se ha convertido en una gran máquina distribucionista, mal administrado con excepciones; una suerte de Estado benefactor llevado al extremo".

NOTAS RELACIONADAS:

  1. El superávit comercial se redujo a US$ 584 millones en septiembre
  2. Confirman que habrá una nueva ronda del ATP

"El Estado tiene que ser mucho más eficiente y austero, se ha perdido con el paso de los años, y se ha convertido en una máquina de generar pobres; todos los gobiernos han fracasado en mayor o menor medida", afirmó.

Para Lavagna, "siempre tropezamos con la misma piedra, no se sale de un día para el otro, la forma es generando empleo, y eso no se logra de un día para el otro; el único integrador social y la única forma de combatir a la desigualdad es la generación de puestos de trabajo".

Según Laspina, "Argentina debe aumentar considerablemente su tasa de inversión, el crecimiento de exportaciones y equilibre las cuentas públicas, eliminar todos los sesgos antiinversión, lo que implica reordenar la economía, se castiga al que invierte, al que genera empleo".

"Se ha instalado un discurso antiempresariado, una visión de cierta subestimación de los beneficios del funcionamiento del mercado, tiene que ver con tradición, un discurso que hay que erradicar, que explica parte de los problemas de la Argentina", consideró.

"Podemos llegar a consensos, pero eso requiere acuerdos de la dirigencia política; y para que haya acuerdo tiene que haber una gran madurez de la clase política o una gran crisis", lamentó.

Por su parte, Lavagna consideró que "hay que trabajar en los equilibrios macroeconómicos, no solo del déficit fiscal sino también de los déficits de cuenta corriente, cuenta de capital y balanza de pagos; los equilibrios tienen que ser mirando toda la economía, la balanza de pago, el déficit fiscal pero también el desequilibrio social".

Fuente: Telam