Edición Nº: | | Dolar: 80,61/ 86,61
  • Agro
  • Publicado el

Las lluvias del fin de semana mitigaron los efectos de la sequía

Las recientes precipitaciones en buena parte de la denominada región núcleo llevaron alivio al sector agrícola y abrieron expectativas de que empiece a revertirse la situación de sequía que lo afecta, indicaron especialistas en clima.

"Es una señal positiva, las lluvias alcanzaron a buena parte de la región pampeana y dejaron 30 mm en promedio sobre la región núcleo; la inestabilidad seguirá en las próximas jornadas y hay posibilidades de un nuevo evento", graficó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

La semana anterior, recordó la entidad, el especialista José Luis Aiello había afirmado que la segunda quincena de octubre podía "contar con desarrollos que logren desactivar el bloqueo que domina la franja central del país desde hace meses".

"El reciente evento parece haber dado el puntapié inicial para comenzar a revertir la necesidad de milímetros en la región pampeana", subrayó la bolsa rosarina.

Agregó que "hay algunas señales positivas para Argentina, como el incipiente calentamiento que se observa en el sur de las costas de Brasil en el Atlántico y que podría favorecer el aporte de humedad de acá en más".

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) prevé por su parte, tras una vigorosa entrada de vientos del trópico, temperaturas máximas sobre lo normal en la mayor parte del área agrícola, a excepción del sudeste, que recibirá vientos marinos.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. Calculan que los ingresos por exportaciones de trigo crecerán un 8%
  2. Rebajan la estimación para la cosecha de trigo a 16,8 millones de toneladas

Paralelamente se producirá el paso de un frente de tormenta que producirá precipitaciones de variada intensidad, con sus mayores valores sobre el este del área agrícola, y registros menos abundantes hacia el oeste, planteó la BCBA.

Según la entidad, "junto con el frente, avanzarán los vientos polares, iniciando un lapso frío tardío que se prolongará durante varios días".

Entre el lunes y el martes pasados, las 36 estaciones meteorológicas de la red GEA (Guía Estratégica para el Agro) de la BCR registraron 30 milímetros promedio en la región núcleo.

Aunque algunas estaciones registraron menos de 10 milímetros, como en las del sudeste de Córdoba o el extremo oeste de Buenos Aires, en otras hubo registros de 50 a 60 milímetros.

Las zonas más beneficiadas fueron el centro sur de Santa Fe, como Classon y Montes de Oca, que alcanzaron los 60 y 50 milímetros, respectivamente; Hernando, en el centro de Córdoba, con 48 milímetros; y Ramallo, en el noreste bonaerense, con 45.

El evento comenzó el 16 de octubre en La Pampa y Buenos Aires y fue avanzando hacia el norte; hasta el día 20 en la tormenta dejó 30 a 70 milímetros en territorio bonaerense, con las mayores descargas en el centro este, mientras Saladillo registró 77 milímetros con tormentas muy severas, acompañadas de granizo.

En Entre Ríos las lluvias mostraron un claro gradiente hacia el sector sudoeste, que recibió entre 15 y 45 mm.

En Santa Fe la tormenta privilegió al sur de la provincia, particularmente el centro sur, que venía siendo uno de los sectores más afectados por la sequía; y Rafaela sumó 18 milímetros, pero más allá, hacia el norte y el este, las lluvias estuvieron por debajo de los 10 milímetros.

En Córdoba la tormenta fue más débil en el sur y oeste, por ejemplo en Huinca Renancó y Río Cuarto, que recibieron menos de 5 mm, pero el centro y el oeste fueron más favorecidos con lluvias de 15 a 30 milímetros, aunque puntualmente hubo zonas con casi 50 milímetros como fue el caso de Labordeboy.

Por último, el norte cordobés y el sur de Santiago del Estero también recibieron agua, con acumulados de 15 a 45 milímetros.