Edición Nº: | | Dolar: 81,14/ 87,14

Detectan un aumento en las importaciones de la industria óptica

Empresarios de pequeñas y medianas empresas advirtieron que en los últimos meses crecieron las compras al exterior de las industrias ópticas y de tintas gráficas.

Al respecto, solicitaron la creación de una mesa de trabajo junto a las autoridades del Ministerio de Desarrollo Productivo para abordar esta situación.

El presidente de la Cámara Argentina de la Industria Óptica (Cadioa), Norberto Fermani, alertó que "todos los días están entrando anteojos de sol" y "en lo que va del año se importaron alrededor de un millón de anteojos terminados, y con eso se le podría haber dado trabajo a muchísima gente".

"No nos sentimos cómodos teniendo desocupados y viendo que seguimos trayendo productos del exterior, financiados con un dólar que hoy es totalmente escaso para nosotros", describió el empresario en un comunicado.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. Remarcan que el sector textil está por encima de los niveles prepandemia
  2. Reportan una caída de las exportaciones mayor a 12% en el tercer trimestre

En consonancia, el coordinador de sustitución de importaciones de la Cámara de las Tintas Gráficas, Marcelo Girard, manifestó que "durante el corriente año, la situación de la suba de importaciones de productos del sector se vio profundizada al ingresar a nuestro país los excedentes de producción del hemisferio norte a precios subsidiados por los Estados de origen".

"La industria argentina de tintas está en condiciones cualitativas, cuantitativas y de costos para cubrir con la demanda nacional, y los empresarios no pedimos reforma laboral, ni baja de impuestos, solamente queremos recuperar el mercado interno; y para ello demandamos la implementación de una política efectiva en la sustitución de importaciones para poder incrementar nuestros niveles de producción, y contribuir a detener el egreso innecesario de divisas", subrayó Girard.

Para finalizar, explicó que "a partir del año 2016, y por la crisis propia del sector, las importaciones del mercado editorial prácticamente desaparecieron, y creció notablemente la importación de tintas destinadas al packaging de la industria alimenticia".

"En esta etapa, la participación de la industria nacional en el mercado descendió al 50%", concluyó.