Edición Nº: | | Dolar: 89,67/ 95,67

El comercio minorista brasileño bajó en noviembre tras seis meses en alza

Las ventas de los comerciantes brasileños se redujeron un 0,1% en volumen en noviembre con respecto a octubre, lo que interrumpió una secuencia de seis meses de crecimiento pero no impidió que el sector se mantenga en un nivel superior al que estaba antes de la pandemia del Covid.

Según los datos divulgados este viernes por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE), tras crecer seguidamente entre mayo y octubre y recuperar las pérdidas provocadas por la crisis generada por la pandemia, las ventas del comercio sufrieron una ligera bajada en noviembre ante el menor movimiento en los supermercados por la subida de los precios de los alimentos.

De acuerdo con el economista Cristiano Santos, responsable del estudio, fue el mal desempeño del sector de supermercados y productos alimenticios, perjudicado por la inflación, el que impidió que noviembre registrara un nuevo crecimiento de ventas frente a octubre, impulsado por la buena acogida que tuvieron las promociones ofrecidas por el "Black Friday".

Según el IBGE, las empresas que ofrecieron descuentos por el Black Friday registraron un aumento de sus ventas en valores del 9,6% frente a noviembre de 2019.

Pese a la bajada frente al mes inmediatamente anterior, las ventas de noviembre superaron en un 3,4% a las del mismo mes de 2019, aunque el ritmo disminuyó con respecto a octubre, cuando habían saltado un 8,4%.

El ligero descenso no impidió que el volumen de ventas se ubicara en noviembre un 7,3% por encima al que estaba en febrero, antes de que la pandemia obligara a los Gobiernos regionales a cerrar los comercio y la pandemia provocara una histórica caída en las ventas.

NOTAS RELACIONADAS:

Brasil tuvo su inflación más alta desde 2016 el año pasado

Advierten sobre la trayectoria descendente de la economía brasileña

Según el organismo estatal de estadísticas, en el acumulado de los 11 primeros meses de 2020, las ventas registran una subida del 1,2% frente al mismo período de 2019.

Y en el acumulado de los últimos 12 meses hasta noviembre, esa subida es del 1,4% en comparación con el período entre diciembre de 2018 y noviembre de 2019.

Las ventas acumularon un salto de cerca del 32% entre mayo y octubre luego de la fuerte caída que sufrieron en los primeros meses del año por las medidas de distanciamiento social impuestas para frenar el avance del Covid, cuando numerosos comercios tuvieron que cerrar sus puertas y los consumidores guardaron cuarentena.

Las ventas bajaron inicialmente un 2,5% en marzo con respecto a febrero, pero en abril sufrieron un desplome del 16,6%, su mayor caída histórica.

Pese al buen desempeño del sector hasta noviembre, tan sólo cuatro de los ocho sectores analizados acumulaban crecimiento en sus ventas el año pasado, liderados por muebles y electrodomésticos (+11,6%), y artículos farmacéuticos y médicos (+7,7%).

Los sectores de libros y periódicos y de textiles, confecciones y calzados eran los que tenían peor desempeño hasta noviembre.

Tras la fuerte caída que sufrieron en el primer semestre del año como consecuencia de la pandemia, las ventas venían creciendo desde mediados de 2020 e impulsando la recuperación de la economía brasileña.

Los analistas atribuyeron tal reacción al aumento del consumo provocado por los subsidios que el Gobierno distribuyó a más de 60 millones de personas para ayudarlos a paliar la pandemia, pero alertan que la recuperación puede interrumpirse en enero, ya que las ayudas fueron suspendidas en diciembre.

Brasil sufrió una retracción económica histórica en 2020 como consecuencia de la paralización de las actividades por la pandemia, pero la caída del Producto Interior Bruto (PIB) fue muy inferior a la inicialmente prevista.

Pese a que organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) llegaron a prever que la mayor economía de Sudamérica se contraería cerca del 9,0%, ese retroceso tan sólo fue del 4,37% según las últimas proyecciones de los economistas.

Fuente: EFE