Edición Nº: | | Dolar: 89,69/ 95,69

El emprendedor argentino que "siempre busca un negocio interesante"

En una entrevista con SOMOS PYMES Radio (La Red AM 910, domingos de 6 a 8 hs), Claudio Drescher, socio de Jazmín Chebar, habló de las oportunidades que existen para la indumentaria argentina pese a la crisis económica local y global, por la pandemia de coronavirus.

El presidente de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI) recordó que "los locales de los shoppings estuvieron cerrados durante siete meses en 2020".

"Las empresas del sector se quedaron sin su principal instrumento de facturación durante ese tiempo. Esto fue un golpe durísimo", mencionó el empresario.

Y destacó: "El empresario argentino tiene una capacidad de adaptabilidad muy particular, y a través de las ventas online, en los comercios de las provincias y los barrios, el sector está rearmando su estructura".

Jazmín Chebar abrió su primera boutique en 1997. Durante la crisis de 2002, la creadora de la firma se asoció con Claudio Drescher (foto), el responsable de marcas emblemáticas como Caro Cuore y Vitamina.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. Claves para reducir la brecha de género en las empresas
  2. Kindebaluc: "Si se rebajan los impuestos, la producción va a explotar"

Desde ese entonces, ambos se encargaron de llevar adelante un emprendimiento exitoso que es referencia para el mundo de la moda y el diseño a nivel local y busca consolidar su expansión internacional.

"Jazmín Chebar invirtió en tener locales propios en Chile, Uruguay y Paraguay, para reforzar la marca. El único país en el que estamos sólo con venta online es Estados Unidos", contó Drescher en el programa que conduce Carlos Manzoni, editor de "Economía" en el diario La Nación.

"Estamos conectados con China para abordar este mercado que está creciendo tanto. Shangai es el lugar más atractivo por la cantidad de shoppings y las ventas online", reveló el directivo.

Y subrayó: "Es un desafío interesante porque el mercado chino se está sofisticando y va buscando las marcas internacionales".

Haciendo un repaso de todos los éxitos conseguidos a lo largo de los años, Drescher mencionó: "Este negocio lo empezamos con solo ocho personas y hoy estamos trabajando con trescientas en Argentina".

"Tenemos un producto competitivo en cuanto a calidad y diseño, por lo cual la proyección internacional para nosotros es un elemento estratégico", definió el referente del sector.

"El gran problema para desarrollar una estratégica de exportación es la errática política cambiaria. Esto frenó nuestro desarrollo y dificultó nuestra entrada en el mercado internacional", admitió el titular de la CIAI.

"El cisne negro que es el coronavirus te obliga a ser muy cuidadoso en cuanto a los planes a futuro. Pero siempre está la posibilidad encontrar un negocio interesante", remarcó el empresario.

Redacción: Mauro Torres