Edición Nº: | | Dolar: 89,75/ 95,75

Ford solo venderá autos totalmente eléctricos en Europa para 2030

La compañía automotriz revisará drásticamente su negocio en el Viejo continente, donde no vendió ni un solo vehículo totalmente eléctrico el año pasado, y prometió fabricar prácticamente solo modelos eléctricos para fines de la década.

Una de las primeras medidas en la transformación anunciada el miércoles será invertir US$1.000 millones en una planta de ensamblaje alemana que comenzará a fabricar un modelo totalmente eléctrico en dos años.

Para mediados de 2026, todos los automóviles de pasajeros que Ford venda serán híbridos enchufables o completamente eléctricos.

A partir de 2030, la gama de vehículos de pasajeros de Ford será completamente eléctrica, una de las hojas de ruta más exigentes entre los principales fabricantes de automóviles de Europa.

Para esa fecha, solo su negocio de vehículos comerciales -que es más pequeño, aunque de importancia estratégica- venderá algunas camionetas y camiones sin enchufe.

“Los consumidores quieren cada vez más que nos volvamos eléctricos”, dijo el presidente de Ford Europa, Stuart Rowley, en una entrevista. “Nuestros clientes están muy centrados en la sostenibilidad y quieren que las marcas y compañías con las que trabajan emprendan este viaje con ellos”.

Por ambicioso que sea el plan de Ford, tiene menos que perder en Europa después de haberse reducido sustancialmente en la región.

La compañía ha eliminado más de US$ 1.000 millones en costos estructurales de sus operaciones locales en los últimos dos años a través del cierre de cinco fábricas, la venta de otra y la eliminación de más de 10.000 empleos.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. Buscan que Toyota empiece a fabricar baterías de litio en Argentina
  2. Las ventas de autos eléctricos crecieron casi un 54% en 2020

El año pasado, Ford ocupó el noveno lugar en ventas, quedando detrás de Toyota Motor Corp. y Fiat Chrysler, según la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles.

El presidente ejecutivo, Jim Farley, intenta dar vuelta la página del mandato de su predecesor Jim Hackett, que se centró en la reestructuración, poniendo a Ford más a la ofensiva.

Farley anunció que planea casi duplicar el presupuesto de vehículos eléctricos del fabricante de automóviles a US$ 22.000 millones hasta mediados de esta década justo después de que General Motors Co. informara que pretende vender solo modelos de cero emisiones para 2035.

La inversión de Ford en la ciudad alemana de Colonia estará destinada a modernizar su planta de 90 años, uno de los mayores complejos de fabricación en Europa. La automotriz entregará más detalles en los próximos meses sobre sus planes para la planta, que fabrica el modelo pequeño Fiesta.

Continuará la producción de ese modelo en paralelo con un nuevo vehículo eléctrico durante algún tiempo antes de fabricar solo vehículos eléctricos.

Europa se volvió el epicentro de la adopción de vehículos eléctricos el año pasado, y los fabricantes de automóviles por primera vez vendieron más vehículos híbridos eléctricos y enchufables que en China.

El aumento fue impulsado por estándares de emisiones más estrictos, subsidios que ayudaron a la industria a recuperarse de las interrupciones relacionadas con la pandemia y la introducción de nuevos modelos para cumplir normas aún más estrictas en los próximos años.

Ford necesitó ayuda para cumplir con los límites de CO2 de Europa el año pasado debido a problemas de incendios durante la recarga en la versión híbrida enchufable de su vehículo deportivo utilitario Kuga. En octubre, alcanzó un acuerdo para agrupar su flota con Volvo Cars.

Una asociación con Volkswagen AG ayudará a Ford a electrificar su flota en el futuro. Las compañías anunciaron en 2019 que ampliarían una alianza creada el año anterior para incluir también el trabajo conjunto sobre vehículos eléctricos y tecnología de conducción autónoma.

Ford dijo entonces que construiría al menos un automóvil de batería para el mercado masivo en Europa a partir de 2023, basado en la plataforma modular de VW, conocida como MEB.

Fuente: Bloomberg