Edición Nº: | | Dolar: 89,12/ 95,12

Un décimo de la fuerza laboral estadounidense se verá obligada a cambiar de empleo

Uno de cada diez trabajadores estadounidenses, alrededor de 17 millones en total, probablemente se verá obligado a dejar sus trabajos y asumir nuevas ocupaciones para 2030, de acuerdo con un informe elaborado por la consultora McKinsey.

"Las secuelas de la pandemia del Covid-19 destruyen grandes franjas de puestos de trabajo de bajo salario en un mercado donde las mujeres, las minorías, los jóvenes y los menos educados serán probablemente los más afectados", destaca el reporte sectorial.

La directora del McKinsey Global Institute, Susan Lund afirmó que "el Covid es un gran disruptor" y estimó que "casi 17 millones de personas podrían cambiar de trabajo hacia 2030".

Esos 17 millones de estadounidenses son parte de los más de 100 millones de personas en todo el mundo que, según las proyecciones del instituto, necesitarán dejar sus trabajos e ingresar a nuevas líneas de empleo para fines de la década.

Eso equivale a aproximadamente uno de cada 16 trabajadores en las ocho economías principales cubiertas por el estudio, que incluye a China, Japón, Alemania, el Reino Unido y los EE.UU.

En un documento de más de 130 páginas, el instituto ve que la pandemia acelera tres tendencias que continuarán revolucionando el mercado laboral en los próximos años: más trabajo a distancia y desde casa; aumento del comercio electrónico y una mayor "economía de entrega"; y un mayor uso empresarial de la inteligencia artificial y los robots.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. La FED mantiene su política de compra de activos ante dificultades económicas
  2. Estiman que el crecimiento de Estados Unidos superará al de China en 2021

"Las fuerzas que desencadenó Covid-19 significan que podría haber mucha menos demanda de trabajadores de primera línea en el servicio de alimentos, comercio minorista, hotelería y entretenimiento", dijo Lund.

"La transición que tendrán que hacer será aún mayor y más abrumadora", expresó Lund para luego agregar que "muchos trabajadores con salarios bajos pasarán de la comida rápida, por ejemplo, al comercio minorista, y luego del comercio minorista a la hostelería".

Pero ahora "esos trabajos en conjunto están disminuyendo, por lo que la mayoría de ellos tendrá que ascender a un trabajo de calificación media, digamos en un entorno de oficina o manufactura, o incluso más".

Eso hará que Estados Unidos amplíe significativamente las opciones que tienen los trabajadores para aprender nuevas habilidades, dijo Lund.

El vaciamiento proyectado de puestos de salarios más bajos se producirá después de décadas de polarización del mercado laboral que vio disminuir los empleos de la clase media en la manufactura y otras industrias, incluso cuando aumentaron los empleos en la parte inferior y superior de la escala de ingresos.

El Covid-19, y el aumento del trabajo remoto está provocando que algunos trabajadores y empresas se trasladen a ciudades más pequeñas y menos concurridas.

Fuente: Bloomberg