Edición Nº: | | Dolar: 92,47/ 98,47

FED: afirman que el aumento de las tasas de largo plazo es una señal de optimismo

El reciente aumento de las tasas de interés a más largo plazo es una señal de optimismo creciente sobre la recuperación, que podría mejorar a medida que más personas se vacunen contra el coronavirus, y no justifica una respuesta de la Reserva Federal, dijo la presidenta de la Fed de Kansas City, Esther George.

"Gran parte de este aumento probablemente refleje un optimismo creciente en la fortaleza de la recuperación y podría verse como una señal alentadora de expectativas de crecimiento en alza", dijo la directiva en declaraciones preparadas para un evento virtual.

Aún así, la política monetaria seguirá siendo expansiva durante "algún tiempo", dadas las incertidumbres sobre el panorama económico, dijo.

George (foto) comentó que le preocupaba que las nuevas variantes del coronavirus puedan provocar otro aumento de las infecciones. También señaló que la economía no podría recuperarse por completo hasta que las empresas y los hogares ya no se vean impedidos de sus actividades diarias debido al virus.

"El FOMC (Comité de Mercado Abierto de la Fed) está preparado para ser paciente mientras vigila las perspectivas del virus y la economía", dijo George.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. Confirman que la FED seguirá comprando bonos
  2. La FED mantiene su política de compra de activos ante dificultades económicas

"Es demasiado pronto para discutir la retirada del estímulo dado que el desempleo continúa elevado, la inflación por debajo del objetivo y las incertidumbres que rodean las perspectivas", agregó.

La actividad económica de Estados Unidos creció a una tasa anual del 4,1% en el cuarto trimestre de 2020, algo más de lo calculado anteriormente, pero en el conjunto del año sufrió una caída del 3,5%, informó la Oficina de Análisis Económico (BEA).

En el segundo de sus tres cálculos del producto interior bruto (PIB), la agencia añadió una décima de punto porcentual a su cálculo preliminar de crecimiento del cuarto trimestre del año, publicado en enero, pero mantuvo sin cambios el resultado anual.

La mayor economía del mundo experimentó en 2020 altibajos causados por la pandemia de Covid-19, y el PIB, que se redujo a una tasa anual del 5% en el primer trimestre, cayó un 31,4% en el segundo y resurgió a un 33,4% entre julio y septiembre.

La contracción anual del 3,5% fue la mayor desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, y siguió a un crecimiento del PIB del 2,2% en 2019.

La BEA indicó que el informe "refleja tanto la continuada recuperación económica después de las profundas contracciones en la primera mitad del año como el impacto continuado de la pandemia, incluidas nuevas restricciones y cierres de actividades".

El crecimiento del PIB entre octubre y diciembre se debió a aumentos en las exportaciones, la inversión fija no residencial e inversiones en inventarios privados, contrarrestadas en parte por la disminución del gasto gubernamental, añadió el informe.

Fuente: Reuters / EFE