Edición Nº: | | Dolar: 93,49/ 99,49

La Bolsa cayó más de un 1,5% pero repuntaron los bonos

Las acciones de las empresas líderes que cotizan en la Bolsa de Comercio terminaron la rueda del lunes con un descenso de 1,55 por ciento y un Merval situado en los 48.091,07 puntos, en su cuarta rueda consecutiva en negativo.

Por su parte, el S&P BYMA Índice General se situó al término de la jornada en 2.029.572,54 unidades, con una bajada del 1,45%.

El volumen de negocios operados en acciones fue de apenas 431,9 millones de pesos (unos 4,4 millones de dólares estadounidenses), con once subas, 24 bajas y quince acciones sin cambios en el panel general.

Entre las líderes, las acciones que más perdieron fueron las de Ternium (-2,95%), Telecom Argentina (-2,64%) y Edenor (-2,58%).

Por el contrario, sólo cerraron en terreno positivo los papeles de Grupo Supervielle (2,44%) y Pampa Energía (1,09%).

En Wall Street, las acciones de empresas argentinas culminaron con mayoría de bajas, lideradas por Bioceres (-8,7%); Despegar (-5,4%); Banco Macro (+3,1%); y Central Puerto (-3,1%).

Pero hubo algunas excepciones, como mostraron las performances de Edenor (+2,2%); de Pampa Energía (+1,9%); de IRSA (+0,8%); y de Mercado Libre (+0,6%).

En tanto, los títulos públicos argentinos avanzaron el 1,5% promedio en sus cotizaciones en dólares.

Los títulos en moneda dura anotaron alzas de hasta 3%: el Global 2030 trepó un 3%; el Global 2035 ganó un 2,9%; y el Global 2046 avanzó un 2,8%.

Entre los Bonares, el 2038 y el 2029 lideraron los ascensos, con un incremento del 1,8%. En tanto, el referente Bonar 2030 se apreció un 1,4%.

El índice de riesgo país de Argentina bajó el 2,5%, a 1.578 puntos básicos.

A su vez, Wall Street cerró este lunes en rojo y su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, bajó un 0,16% tras una jornada de poco movimiento, a la espera de datos sobre la inflación y de los resultados trimestrales de grandes empresas más adelante en la semana.

Al término de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones de Industriales recortó 55,20 puntos y se situó en 33.745,40 unidades, mientras el selectivo S&P 500 cedió un 0,02% o 0,81 puntos, hasta 4.127,99.

El índice compuesto Nasdaq, que aglutina a las tecnológicas más importantes, retrocedió un 0,36% o 50,19 puntos, hasta 13.850.

Pese a todo, la mayoría de sectores corporativos terminaron con ganancias, encabezadas por las empresas de bienes no esenciales (0,56%) e inmobiliarias (0,55%).

Registraron pérdidas las energéticas (-0,94 %), de comunicaciones (-0,6%) y tecnológicas (-0,48%).

El parqué neoyorquino apostó por la cautela después de varias sesiones consecutivas de máximos históricos, y eso que en los últimos minutos el S&P 500 se asomó al terreno positivo.

Los analistas señalaron que el mercado está pendiente de los datos de inflación que se conocerán mañana y que apuntan a un aumento de precios del 0,5% respecto al mes pasado y del 2,5% anualizado, según una encuesta de Dow Jones.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. El dólar solidario sigue subiendo y se aleja de los 162 pesos
  2. La Bolsa no logró escapar la tendencia negativa pero salvó la semana

Asimismo, los inversores tienen las expectativas puestas en un discurso que ofrecerá el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, este miércoles, y en los resultados de la gran banca estadounidense que se divulgarán a finales de semana.

Entre los treinta valores del Dow Jones, destacó la caída del 4,18% de Intel en reacción al lanzamiento por parte de su rival Nvidia (5,62%) de microprocesadores para servidores.

También descendieron Apple (-1,32%), Boeing (-1,13%), Chevron (-1,11%) y Salesforce (-1,09%), entre otras firmas.

En ese grupo, las compañías ganadoras fueron Dow Inc (1,03%), Walgreens (0,96%), Nike (0,88%) y Honeywell (0,71%).

Microsoft subió un leve 0,02 % tras anunciar la compra de la firma de servicios de inteligencia artificial (IA) y de reconocimiento de voz Nuance Communications por 19.700 millones de dólares, la segunda mayor operación de su historia. Nuance se disparó casi un 16%.

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) finalizó con un alza del 0,6%, hasta 59,70 dólares, impulsado por las tensiones geopolíticas en Arabia Saudí pero con preocupación por las perspectivas de demanda.

Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en mayo sumaron 38 centavos respecto al cierre del día anterior.

El crudo de referencia reaccionó con alzas a un nuevo ataque por parte de los rebeldes hutíes del Yemen contra la petrolera estatal saudí Aramco y otros objetivos, aunque perdió fuelle a medida que avanzó la jornada.

Según los analistas, los movimientos del precios del petróleo continúan marcados por la pandemia, con factores positivos como las vacunas y miedo al alto número de infecciones en Europa, India y otros mercados emergentes.

Finalmente, la bolsa de Sao Paulo obvió este lunes las tensiones en el escenario económico y sanitario de Brasil, que atraviesa la peor fase de la pandemia, con dudas sobre su recuperación económica, y abrió la semana con una suba del 0,97%.

El índice Ibovespa, referencia del parqué, cerró la sesión con 118.811 unidades y alcanzó de esta forma su mayor puntuación desde el pasado 18 de febrero, cuando acabó con 119.199 enteros.

El parqué brasileño también se desmarcó de la tendencia en el exterior, donde las principales plazas europeas y asiáticas se tiñeron de rojo, al igual que Wall Street.

El resultado del Ibovespa vino impulsado por el desempeño del sector de materias primas, con alzas en los precios del petróleo y el mineral de hierro que llevaron a la revalorización de los papeles de la petrolera estatal brasileña Petrobras (1,01%) y del gigante minero Vale (0,39%).

Los agentes económicos ignoraron las turbulencias en torno a la sanción del presupuesto de este año de Brasil, que deberá ser modificado para cumplir con los gastos públicos obligatorios y a pesar de haber sido aprobado ya por el Congreso.

Tampoco reflejaron la situación cada vez más preocupante de la red pública de hospitales de Brasil debido a la explosión de contagios de covid-19, ni las tensiones políticas en torno a la instalación de una comisión parlamentaria para investigar al Gobierno de Jair Bolsonaro por su gestión de la pandemia.

En el mercado de divisas, el dólar estadounidense se apreció este lunes un 0,81% frente al real y cerró cotizado a 5,72 reales para la compra y la venta, en el tipo de cambio comercial brasileño.

Con todo, la bolsa de Sao Paulo sumó este lunes 1.141 unidades a su puntuación acumulada.

El volumen negociado alcanzó los 24.422 millones de reales (unos 4.270 millones de dólares), en un total de 3.190.438 operaciones financieras.

Al frente de las ganancias en el Ibovespa figuraron las acciones de la red de supermercados Pao de Açucar (9,79%), la petroquímica Braskem (7,82%) y la empresa de alimentos Minerva (5,18%).

También avanzaron los títulos la compañía de generación de energía Eneva (4,63 %), así como los de la cárnica JBS (2,87%).

En la otra cara de la moneda, mala jornada para la estatal Eletrobras, cuyos papeles ordinarios y preferentes perdieron un 2,00% y un 2,84%, respectivamente, así como para la aerolínea Azul (-2,54%).

Las acciones más negociadas este lunes fueron las ordinarias de Vale (0,39%) y las preferentes de Petrobras (1,01%).