Edición Nº: | | Dolar: 93,50/ 99,50

La Bolsa no logra salir de la mala y se acumulan las pérdidas

Las acciones de las empresas líderes que cotizan en la Bolsa de Comercio terminaron la rueda del martes con una merma de 0,44 por ciento y un Merval situado en los 47.093,25 puntos, en su séptima rueda consecutiva en negativo.

Por su parte, el S&P BYMA Índice General se ubicó al término de la jornada en 1.990.514,13 unidades, con una baja del 0,49%.

El volumen de negocios operados en acciones fue de 602,9 millones de pesos (unos 6,5 millones de dólares estadounidenses), con 6 subas, 14 bajas y 2 acciones sin cambios en el panel líder.

Entre las líderes, las acciones que más perdieron fueron las de Aluar Aluminio Argentino (-3,22%), Grupo Financiero Valores (-2,41%) y Empresa Distribuidora y Comercializadora Norte (-2,22%).

Por el contrario, cerraron en terreno positivo los papeles de Cresud (2,58%), Loma Negra (0,79%) y Sociedad Comercial del Plata (0,43%).

En tanto, los ADR de la mayoría de las empresas argentinas en la Bolsa de Nueva York cerraron con pérdidas, en una jornada en la que Irsa lideraba ese lote con un retroceso de 4,2%.

En tanto, los títulos públicos argentinos retrocedieron este jueves el 0,5% promedio en sus cotizaciones en dólares.

El índice de riesgo país de Argentina subió un 2,04% hasta los 1.602 puntos básicos.

A su vez, Wall Street cerró el jueves en verde en una sesión en la que tanto su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, como el S&P 500 alcanzaron cifras históricas, impulsados por los sólidos resultados empresariales que se han publicado, así como buenos datos de consumo y de empleo en EE.UU.

Según cifras provisionales, al cierre de la sesión en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones subió un 0,90% o 305,10 puntos, hasta 34.035,99 unidades, rebasando los 34.000 puntos por primera en la historia a media jornada, liderado por empresas como United Health (3,78%), Visa (1,92%) o Apple (1,87%).

El S&P 500 también alcanzó cifras históricas al ascender un 1,11% o 45,76 puntos, hasta 4.170,42 unidades, mientras que el índice compuesto Nasdaq, que aglutina a las tecnológicas más importantes del mercado, progresó un 1,31% o 180,92 puntos, hasta 14.038,76 unidades.

El parqué neoyorquino recibió con los brazos abiertos los notables resultados trimestrales de United Health, que se sumaron a los que se conocieron este miércoles del sector de la banca, como Goldman Sachs, que anunció que obtuvo un beneficio neto de 6.836 millones en el primer trimestre de 2021, un 464% más que en el mismo tramo del año pasado.

JPMorgan Chase informó asimismo que obtuvo un beneficio de 14.300 millones de dólares en el primer trimestre de 2021, casi cinco veces más que en el mismo tramo del año pasado.

NOTAS RELACIONADAS:

El dólar solidario retomó la tendencia alcista y se encamina a $163

La Bolsa porteña sigue encadenando días negativos

A ello se sumó este jueves las cifras publicadas por el Departamento de Comercio de EE.UU., que apuntaron a que las ventas al por menor aumentaron un 9,8% el pasado mes de marzo, por encima del 6,1% que habían calculado los analistas.

Además, el Departamento de Empleo publicó información que indica que las peticiones de ayudas por desempleo bajaron al nivel más bajo desde marzo de 2020, que descendieron hasta 576.000 en la semana del 10 de abril, por debajo de los 710.000 que estimaban los expertos.

"Aunque los 34.000 es solo un número, es un logro monumental cuando piensas en dónde estábamos en estos momentos el año pasado", dijo el jefe de estrategia de mercado de LPL Financial, Ryan Detrick.

"La velocidad y la resiliencia de esta recuperación económica no se ha visto nunca y ayuda a justificar los récords del mercado", agregó.

Aunque fueron el Down Jones y el S&P los que alcanzaron cifras históricas, el Nasdaq fue el que mayores ganancias diarias registró entre los tres principales indicadores, gracias a la buena marcha de las acciones de gigantes tecnológicos como Facebook, Amazon, Apple, Netflix o Alphabet (la matriz de Google), que subieron más de un 1%.

Por sectores, la mayoría de ellos terminaron en positivo, encabezados por el inmobiliario (1,95%), el tecnológico (1,79%) y el sanitario (1,74%), mientras que acabaron en terreno negativo solo dos: el energético (-0,88%), y el financiero (-0,11%).

Entre las 30 cotizadas del Dow Jones, ascendieron especialmente United Health (3,83%), Amgen (2,21%), Saledforce (2,18%) y Visa (1,94%), mientras que cayeron Walgreens (-1,38%), Walt Disney (-0,82%) y Chevron (-0,82%).

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) finalizó con un alza del 0,49%, hasta 63,46 dólares, impulsado por segundo día consecutivo por el incremento de la predicción de demanda de crudo de la Agencia Internacional de Energía (IEA), con la recuperación de importantes economías del mundo después de la pandemia.

Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en mayo sumaron 31 centavos respecto al cierre del día anterior.

El precio del crudo de referencia en Estados Unidos, que este martes recuperó el nivel de los 60 dólares gracias a nuevos datos económicos de China, que aumentó sus importaciones un 38% en marzo, se ha seguido viendo sostenido por las previsiones de consumo de la AIE, que este miércoles hizo una revisión alcista de las previsiones de demanda.

Especialmente, entorno a Estados Unidos y China, las dos mayores economías del mundo, donde calcula que se consumirán de media 96,7 millones de barriles diarios, es decir, 230.000 más de lo anticipado en marzo.

Finalmente, la bolsa de Sao Paulo avanzó este jueves un 0,34% y su índice Ibovespa, referencia del parqué, cerró con 120.700 puntos para encadenar su cuarta sesión consecutiva en verde, pese a la incertidumbre en el panorama económico brasileño.

En el mercado de divisas, el dólar estadounidense se depreció un 0,82% frente al real y cerró negociado a 5,62 reales para la compra y la venta, en el tipo de cambio comercial brasileño.

El corro paulista llegó a subir cerca de un 1% y superar la barrera de las 121.000 unidades, pero perdió fuelle e incluso llegó a cambiar de signo en la tarde para después repuntar y finalizar la jornada en positivo.

Los agentes económicos repercutieron el buen humor externo, principalmente en las principales plazas asiáticas, así como en Wall Street, aunque limitaron su euforia debido a las tensiones políticas y económicas que sobrevuelan Brasil.

Por un lado, la pandemia del nuevo coronavirus sigue sin dar señales de mejoría en el país, que ya acumula más de 365.000 fallecidos y 13,7 millones de infectados en poco más de un año, con un promedio de unas 3.000 muertes al día relacionadas con la enfermedad.

Y por otro, continúa la indefinición en torno a la sanción del presupuesto de este año, que aún debe ser modificado al no recoger todos los gastos obligatorios previstos, pese haber sido ya aprobado por el Congreso.

Además, los operadores económicos observan con preocupación una propuesta planteada desde las bases oficialistas para que algunas partidas presupuestarias no se atengan a los límites marcados por el techo de gastos.

Con todo, la bolsa de Sao Paulo sumó este jueves 405 unidades a su puntuación acumulada.

El volumen negociado alcanzó los 30.571 millones de reales (5.440 millones de dólares), en un total de 3.808.275 operaciones financieras.

Las acciones más negociadas fueron las ordinarias del gigante minero Vale (1,13%) y las preferentes de la petrolera estatal Petrobras (-1,95%).

Al frente de las ganancias en el Ibovespa figuraron los títulos de la empresa de textiles Hering, que repuntaron un 28,13%, después de recibir y rechazar una oferta de la firma Arezzo&Co para su absorción.

El mercado financiero prevé que Hering reciba otra oferta más elevada en las próximas semanas, lo que ha elevado las expectativas y disparado sus papeles en la bolsa de Sao Paulo.

También avanzaron este jueves las acciones de la cárnica JBS (3,63%), la petroquímica Braskem (3,54%) y del fabricante de motores WEG (2,72%), entre otros valores.

En la otra cara de la moneda, entre los títulos que más se depreciaron estuvieron los de la cadena de supermercados Pao de Açucar (-5,08%), la petrolera PetroRio (-4,13%) y la reaseguradora IRB Brasil (-2,95%).