Edición Nº: | | Dolar: 96,12/ 102,12

Mural ya es el sexto unicornio argentino

La compañía concretó este martes una Serie C de 50 millones de dólares, lo que le permitió ingresar al selecto grupo de las empresas que tienen una valoración mayor a US$ 2.000 millones.

Gracias a la inversión de capital codirigido con Insight Partners y Tiger Global, Mural se suma a otras firmas del país que ya estaban incluidos en el listado como Mercado Libre, Despegar, OLX y Globant.

La empresa fue creada en 2011 por Patricio Jutard, Mariano Battan y Agustín Soler.

Es una plataforma que crea softwares y que busca replicar lo que sería una sala de reuniones, pero de manera digital y virtual para generar proyectos creativos de forma colaborativa.

En el 2020, Mural triplicó sus ventas y sumaron más de un millón de usuarios en todo el mundo.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. La fintech que expande los horizontes de inversores inmobiliarios
  2. Aleph se suma al club de los unicornios argentinos

Desde ese momento el crecimiento demostró buenos números que permitieron seguir aumentando la capacidad de la plataforma.

En agosto del año pasado estaba valorada en 500 millones de dólares luego de cerrar la ronda en 118 millones de dólares.

Estos índices ya mostraban el aumento que fue generando la empresa a lo largo de la cuarentena y que permitió que ahora sea el sexto unicornio argentino.

Actualmente Mural tiene doscientos cincuenta empleados y una sede en San Francisco. A su vez tiene presencia tanto en Argentina como en Europa y este anuncio le permitirá poder expandirse aún más y generar más puestos de trabajo.

Los unicornios son la empresas que poseen una valuación de US$ 1.000 millones o más durante su etapa inicial de lanzamiento en el mercado sin haber salido de la bolsa.

En el 2020 hubo más de 20 empresas que tuvieron esa valuación, de las cuales cinco son argentinas.

El término de “empresa unicornio” fue utilizado por primera vez en 2013 por la inversionista estadounidense Aileen Lee, en su artículo “Welcome to the unicorn club: learning from billion-dollar startups” para explicar lo “mágico” de estas empresas tecnológicas valoradas en más de USD 1.000 millones.