Edición Nº: | | Dolar: 97,78/ 103,78

Sager: "La diversidad es el motor de la innovación"

En una entrevista con SOMOS PYMES Radio (La Red AM 910, domingos de 6 a 7 hs), Laura Sager, investigadora en la Universidad del Salvador (USAL), se refirió a los cambios que deben sucederse en Argentina para reducir la brecha de género.

"Según datos de la OIT, la brecha salarial entre hombres y mujeres es del 25 por ciento. En puestos directivos, el promedio llega al 13 por ciento", remarcó la experta.

"No es que ganen menos, sino que las mujeres se desempeñan en puestos menos remunerados como personal doméstico, mientras que los hombres ocupan cargos en sectores como la construcción, finanzas, tecnología, con salarios superiores", aclaró la académica.

"También hay una brecha salarial relacionada con el trabajo a tiempo parcial. Por sus cuidados, las mujeres suelen trabajar menos horas que la mayoría de los hombres", reflejó Sager.

Y añadió: "En el mundo académico también pasa esto. Dentro del universo de 66 universidades públicas, contamos con sólo siete rectoras".

En otro tramo de la charla, la especialista se refirió a conceptos como "segregación ocupacional vertical y horizontal".

NOTAS RELACIONADAS:

  1. La plataforma que ayuda a apuntalar a las startups tecnológicas
  2. El emprendimiento que "democratiza el acceso a los datos espaciales"

"Los prejuicios están dados al momento de incorporarse a las organizaciones. Las mujeres suelen quedar en los escalones inferiores de las empresas por estereotipos como la posibilidad de ser mamás o tener una larga carrera universitaria", describió.

"También ocurre que en la proyección de su carrera profesional, le cueste y haya un sesgo al subir a los cargos directivos. Esto hace que cuando lo lo logra se rompa el 'techo de cristal' o 'glass ceiling'", enfatizó la experta en el programa que conduce Carlos Manzoni, editor de "Economía" en el diario La Nación

Según las cifras analizadas por Sager, "las mujeres se concentran en ciertos sectores de actividad que hacen el grueso de las tareas administrativas. A esto se le denomina 'trabajos pegajosos'".

"Otro gran obstáculo que tienen las mujeres es que solo representan a un 35 por ciento de los estudiantes en ciencia, tecnología, ingeniería y matemática", subrayó.

La investigadora de USAL graficó que "las carreras tecnológicas casi no aparecen en el radar de las estudiantes mujeres, que siguen optando por enseñanzas tradicionales como enseñanza, servicios y la industria de cuidados".

"La tecnología y la Big Data está cambiando el futuro. Necesitamos más mujeres programando para construir un mundo más inclusivo. La diversidad es el motor de la innovación y es fundamental para salir de la situación que estamos viviendo", comentó la experta.

Finalmente, comentó que "las comunidades de mujeres online fueron un gran recurso de ayuda durante la pandemia, para quienes debieron reducir su jornada laboral ante un aumento de las tareas en sus casas. Sirvió como fuente de consulta y contención", detalló.

Redacción: Mauro Torres

{divx}
{/divx}