Edición Nº: | | Dolar: 97,78/ 103,78

Telefonía, cable e indumentaria impulsaron la inflación de agosto

La suba de precios del mes pasado llegó a 2,9 por ciento impulsada por ajustes en la telefonía celular, la televisión por cable y el rubro Indumentaria y calzado, que neutralizaron el impacto de la baja de la carne.

Así lo mostró la última medición el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), dependiente de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET).

En lo que va del año, el IPC (Índice de Precios al Consumidor) acumula un 32,2%, y en los últimos doce meses un 51,9%, con lo que ya se sobrepasó la meta del 29% establecida en el Presupuesto.

“Los escenarios más probables de cara a fin de año se ubican en la franja del 45-50%”, resaltó el estudio privado.

“Si la inflación permaneciese en el 2,9% mensual en lo que resta del año, los precios de 2021 habrían acumulado un 48,2%”, graficó IET.

Y precisó: “Para que la inflación de 2021 no supere el 45%, los precios mensuales deberían subir como mucho un 2,3% mensual, lo cual supone una marcada desaceleración respecto al registro de los últimos cuatro meses, que rondaron el 3%”.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. Las consultoras midieron una inflación menor a 3% en agosto
  2. Economistas advierten sobre la pérdida de reservas del BCRA

El informe reflejó la “significativa desaceleración de los precios de los Alimentos y Bebidas, que treparon 1,9% en agosto”, el menor registro desde junio del año pasado, debido a la caída en el precio de las carnes, por las restricciones a las exportaciones, y de las frutas y verduras, por razones estacionales.

“A pesar de esta mejora, los alimentos subieron 53,8% en el último año, por encima del nivel general”, ilustró.

En el resto de los rubros, las alzas superaron en su mayoría el 3%, sobresaliendo al respecto el 6,7% en Comunicaciones, debido a la suba en los servicios de telefonía celular.

'Indumentaria y calzado' trepó 5,8%, por razones estacionales asociadas al inicio de la temporada primavera-verano, con alzas destacadas en ropa para hombres, en tanto Recreación y cultura subió 4,5%, en gran medida por las subas de 16,2% en TV por cable.

Por el alza en servicio doméstico, muebles y productos de limpieza, el rubro Equipamiento y mantenimiento del hogar aumentó 4%, mientras que Otros bienes y servicios mostró un aumento del 3,1%.

En ambos casos, las subas fueron atribuidas por el IET a que los precios de algunos productos englobados en esos rubros “habían quedado muy desfasados mientras duró el programa de Precios Máximos, que terminó en junio”.

Por debajo del nivel general estuvo Salud, que subió 2,7%, con incidencia del incremento en las cuotas de las prepagas, que fue de un 9%.

Transporte subió 2,4%, impulsado por autos cero kilómetro, aceites y lubricantes y GNC, en tanto Vivienda, con el 1%, fue el rubro de menor suba, debido a “la estabilidad de los precios de la electricidad, el gas y el agua y, a su vez, a cierta desaceleración en los alquileres y materiales de construcción”, exhibió IET.