Edición Nº: | | Dolar: 103,67/ 109,67
  • Agro
  • Publicado el

Desde FIFRA, estiman que el consumo de carne seguirá en baja durante 2022

El presidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas, Daniel Urcia, proyectó que la ingesta de carne vacuna va a seguir bajando este año, pero consideró que seguirá en alza la demanda de cerdo y pollo.

Según el dirigente, "hay cambio de hábitos de consumo y en el total de carnes, estamos consumiendo más que una década atrás".

"Desde 1980, la población argentina casi duplicó, pero la producción de carne vacuna sigue siendo la misma. Entonces, no se ajusta sólo por consumo o poder adquisitivo, si no por cantidad de oferta y por el crecimiento de carnes que no son vacunas", identificó el referente sectorial.

En una entrevista radial, el empresario manifestó que 2021 "fue muy bueno" para el sector frigorífico que, a su criterio, logró garantizar "un buen abastecimiento".

"Desde 1990, solo en 13 años se faenaron más de 13 millones de vacunos, y en 2021 estuvimos cerca de esa cifra. También, el año pasado creció 7% la faena de cerdos, que es una carne alternativa de la dieta de los argentinos, no solamente por precios", subrayó.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. El 2021 tuvo la menor faena de vacunos en los últimos cuatro años
  2. Para el presidente de la SRA, los problemas de la carne se solucionan con más carne

Asimismo, manifestó que los precios "tienen un valor muy razonable. Es uno de los pocos precios que ajustan por oferta y demanda en el país. Pero son el resultado de un desbarajuste económico".

"Es que en un contexto donde hay varios tipos de cambio, con una inflación alta, los precios internos son consecuencia de esa realidad macroeconómica", aseveró.

Y aclaró: "Los precios van al compás de la pirotecnia que es la economía: meses con subas importantes, meses de estancamiento".

Urcia ilustró que en el país hay 370 frigoríficos, 4 mil matarifes abastecedores, 80 mil carniceros y 200 mil productores.

"Es un universo imposible de poner de acuerdo. Y eso lleva a la imposibilidad de que haya posiciones dominantes", dijo el dirigente, quien a la vez reconoció que hay "un núcleo importante formal, pero alrededor de un es 7% absolutamente marginal, algo que no se ve mucho en las grandes ciudades".