Edición Nº: | | Dolar: 134,97/ 140,97

Brasil redujo la tarifa de importación de etanol y alimentos básicos

El Gobierno redujo a cero las tarifas de importación para países de fuera del Mercosur de seis alimentos de la canasta básica y del etanol.

Se trata de una estrategia para aumentar la oferta y frenar la aceleración de la inflación registrada en 2022, informó el Ministerio de Economía.

La decisión también redujo tarifas de importación de bienes de capital y productos informáticos.

"La reducción se dio por la inclusión de esos productos en la Lista de Excepciones al Arancel Externo Común del Mercosur y tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre de 2022", indicó el comunicado del Comité Ejecutivo de la Cámara de Comercio Exterior del Ministerio de Economía.

Las materias primas apuntadas

Los productos con tarifa cero a partir del miércoles 23 son el etanol, el azúcar, el café molido, la margarina, el queso, fideos y aceite de soja.

El punto más importante es la importación de etanol, que Brasil produce a partir de la caña de azúcar para su mercado automotriz, que es biocombustible.

Inclusive la nafta en Brasil por ley necesita tener en su composición un 25 por ciento de etanol.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. Aconsejan reducir el consumo de petróleo frente a la escalada en los precios
  2. Piden reforzar la seguridad alimentaria en la región por el impacto de la guerra

"Con esto esperamos reducir el precio del combustible y de alimentos, con un shock de oferta", mencionó el secretario de Comercio Exterior, Lucas Ferraz.

El precio del biocombustible etanol (que Brasil produce con caña de azúcar pero lo importa fabricado con maíz) acumuló una suba interanual del 62,23 por ciento en 2021.

Alimentos claves

Entre otros productos que tendrán reducidas a cero sus tarifas de importación figuran seis alimentos de la cesta básica: café, margarina, queso, fideos secos, aceite de soja y azúcar.

De acuerdo con Ferraz, el objetivo es reducir las presiones de la inflación, que en el acumulado de 12 meses ha sobrepasado el 10 por ciento.

"Estamos preocupados con los productos básicos", dijo el viceministro de Economía, Marcelo Guaranys, en la noche del lunes, a la prensa local.

De acuerdo con el comunicado divulgado por el Ministerio de Economía, "el objetivo fue aliviar las presiones inflacionarias derivadas del contexto de pandemia, agravadas aún más por el conflicto entre Rusia y Ucrania, con importantes repercusiones en los niveles de precios internacionales, especialmente del petróleo, cuyo impacto en los costos de transporte afecta de forma generalizada a una parte importante de los bienes consumidos por la población brasileña".

Además del etanol y productos alimenticios, se reducirá un 10% el impuesto a la importación sobre productos como teléfonos móviles, computadoras y máquinas para industrias (bienes de capital).

Previsiones económicas

El lunes, en el boletín Focus del Banco Central el mercado financiero brasileño elevó de 6,45 a 6,59% la previsión de inflación para 2022, cuando el centro de la meta oficial es de 3,5% de inflación anual.

La semana pasada, el Comité de Política Monetaria del Banco Central de Brasil elevó la tasa básica de interés de referencia Selic de 10,75 a 11,75 por ciento anual para reducir el nivel de circulante y el otorgamiento de créditos, de cara a buscar secar la plaza e intentar controlar los precios.

También la Cámara de Comercio exterior aprobó una reducción extra de 10% en las alícuotas de impuestos de importación de bienes de capital y de informática en el Arancel Externo Común del Mercosur, luego de haber hecho una por el mismo porcentaje en marzo de 2021.

"El objetivo es lograr mayor competitividad de la economía brasileña mediante la reducción de costos involucrando la importación de productos estratégicos", señala el comunicado de la cartera del ministro Paulo Guedes.

La reducción de la tarifa de máquinas usadas por la industria (bienes de capital) e informática entrará en vigor el 1 de abril y durará hasta el 31 de diciembre, cuando termina el gobierno del presidente Jair Bolsonaro, quien en octubre se presentará a la reelección.