Edición Nº: | | Dolar: 118,45/ 124,45

Visto bueno de las PYMES industriales a nuevas vía de financiamiento

Entidades del sector y la Unión Industrial Argentina celebraron la puesta en marcha de nuevas líneas de crédito para pequeñas y medianas empresas exportadoras y para proyectos de sustitución de importaciones por parte del Gobierno nacional.

El miércoles, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, anunció la implementación de dos nuevas líneas de crédito para las empresas del sector, por un monto total estimado en alrededor de 70.000 millones de pesos.

Las líneas de financiamiento anunciadas tendrán un cupo inicial de $50.000 millones para las exportaciones y $20.000 millones para la sustitución de importaciones.

Los protagonistas del sector PYME

Al respecto, el titular de la Confederación General Empresaria de la República Argentina (Cgera), Marcelo Fernández (foto), expresó: "Celebramos estas líneas de financiamiento a bajas tasas".

"Esta medida encaja perfectamente con el proyecto de la entidad que apunta a fomentar las exportaciones de productos argentinos”, opinó el directivo.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. El BNA destina $600 millones para asistir a MiPYMES de Jujuy
  2. PYMES podrán acceder a financiamiento oficial por $70 mil millones

En la misma línea, el tesorero de la organización, Marcelo Girard, manifestó: "Los empresarios y empresarias PYME entendemos que este tipo de medidas son bienvenidas y van en línea con lo que necesitan los sectores exportadores del país".

Por su parte, el titular de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, calificó de "trascendentes" las medidas de financiamiento "porque son fundamentales para darle continuidad a un crecimiento y desarrollo industrial en la Argentina que venimos teniendo hace dos años a la fecha".

Una oportunidad para la industria local

La decisión de incorporar más recursos del Estado para financiar la producción nacional "va a servir para potenciar la incorporación de PYMES al entramado productivo y, de esa manera, poder recuperar las fábricas que cerraron producto de la recesión que sufrió el sector luego del 2015 y que se agravó con la llegada de la pandemia", argumentó.

"Las PYMES necesitamos de permanentes incentivos para poder ser competitivas, debido a que el impacto de las crisis que llevaron a que se perdieran más de 5.000 empresas desde el 2016 hasta la salida de las restricciones más fuertes de la pandemia hundió al aparato productivo", exclamó el dirigente.

"Hoy estamos recuperando y consolidando, y el financiamiento es clave para poder avanzar en esa dirección", sostuvo Rosato.

Por su lado, el titular de la UIA, Daniel Funes de Rioja, al respecto, mencionó que "el acceso al crédito es sustantivo".

El referente industrial calificó como un "efecto colateral positivo la formalización de las empresas, debido a que el crédito también apoya a formalizar, porque hay que justificar la actividad".