Edición Nº: | | Dolar: 134,97/ 140,97

Las tecnológicas frente al desafío del retorno a la oficina

Para muchos miembros del canal de distribución y para el mercado tecnológico en general, la postpandemia implicó una extensa negociación con muchos de los empleados que ya no veían la necesidad de regresar a las oficinas.

Esto se traduce en el achicamiento de la superficie ocupada y una reconversión de la operación, cuyo alcance es difícil de predecir.

Uno de los grandes desafíos del período postpandemia es el retorno a los espacios de trabajo físicos: locales, plantas, oficinas y depósitos, por citar algunos.

Las empresas tecnológicas lo han sufrido por partida doble: fueron las que primero abrazaron el trabajo a distancia y el trabajo híbrido, pero hay toda una gama de negocios que se idean y se ganan en el encuentro físico, amén de que las tareas de manufactura, ensamblaje y logística necesitan, sí o sí, la concurrencia de los colaboradores a los espacios de trabajo.

Una encuesta reciente del Polo IT Buenos Aires -una asociación civil sin fines de lucro, con casi dos décadas de existencia, que nuclea a más de un centenar de empresas proveedoras de productos y servicios informáticos de la Ciudad de Buenos Aires y su área metropolitana- grafica (al menos en Ciudad de Buenos Aires y AMBA) la criticidad de la problemática.

El estudio fue realizado por la entidad y de él participaron más de cien compañías del sector. Las mismas equivalen a 18.500 puestos de trabajo, lo que representa alrededor de un 20% del total del empleo en la Ciudad.

Vale aclarar que TI no es un sector más en la Ciudad. Como explica Pablo Fiuza, presidente de la entidad y socio de Qservices,”es la tercera industria de la Ciudad en términos de PBI, pero es la primera en términos de creación de empleo”.

La lógica de la presencialidad

“La pandemia cambió drásticamente la lógica de la presencialidad laboral impactando también en la nueva utilidad y función de las oficinas”, afirmó Maximiliano Roa, vicepresidente del Polo IT Buenos Aires y socio de Itris, quien tuvo a su cargo la presentación del estudio.

La encuesta arroja que el 80% de los empleados de áreas técnicas asisten a las oficinas sólo eventualmente, y que tan solo el 3% de las empresas mantienen un esquema de presencialidad similar a las condiciones anteriores a la pandemia.

Por otra parte, casi el 79% de los socios y directores no esperan que el nivel de presencialidad aumente a futuro.

Marcelo Di Chena, prosecretario del Polo IT y socio de MasterSoft, destacó otro dato trascendente des estudio: el 24% de los encuestados planea un achicamiento de oficinas.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. La startup que utiliza la tecnología y el gaming para detectar talento
  2. Estrategias cloud para las PYMES y cómo evitar ciberataques

De acuerdo con el informe el 53% de las compañías tiene más de un 50% de su espacio disponible libre en la actualidad, aun cuando ya se ha producido una disminución en los metros cuadrados ocupados por varios de los encuestados.

Roa expresó que “si bien no ha habido al momento una devolución masiva de llaves, es lógico pensar que las empresas seguirán achicando sus oficinas, y es interesante destacar que el Distrito Tecnológico de Parque Patricios sigue estando al tope de las consideraciones de los empresarios al momento de decidir un cambio de locación".

"En ese sentido, desde el Polo IT estamos colaborando con el Gobierno de la Ciudad para repensar los requisitos de presencialidad, de modo tal que una buena parte de esa demanda de oficinas se canalice hacia el Distrito”, aclaró.

La vuelta a la presencialidad

Por Romina Szleifer, People Business Partner de VISMA LatAm

Después de más de dos años de trabajar de forma remota, la vuelta a la presencialidad se presenta como uno de los más grandes desafíos que debemos afrontar las áreas de Personas y los líderes en esta nueva realidad post pandémica.

En primer lugar, debemos comprender que, para determinadas industrias, actividades y puestos de trabajo que demostraron poder operar al 100% (y, en algunos casos, mucho más) de forma remota, adoptar un esquema híbrido de trabajo, donde la presencialidad sea una opción y no una obligación, es un valor diferencial importante.

Las personas aprendimos a integrar el trabajo a nuestras vidas, y la organización familiar y personal cambió en función de un escenario de trabajo remoto.

Por eso es importante centrarse en las múltiples realidades de los colaboradores y seguir fomentando el work life balance como una estrategia —me animaría a decir que casi la más importante— en el momento de atraer talento y reafirmar el engagement.

Sin embargo, también resulta valioso impulsar el reencuentro presencial, porque hay algo que innegablemente la virtualidad no pudo reemplazar: la espontaneidad y la socialización en el entorno laboral. Y esto no significa solamente una charla de café en el “comedor”.

Es mucho más que eso. Refuerza el sentido de pertenencia, contribuye a optimizar el tiempo y agilizar procesos, minimizando reuniones innecesarias y, desde ya, fortalece los vínculos entre los colaboradores.

Para hacer que sea atractivo el regreso a la presencialidad, debería reforzarse ese propósito. ¿Cómo? Cada equipo es diferente y tiene sus propias motivaciones. Los líderes deberían ser quienes indaguen y conozcan qué motiva a sus equipos, contribuyendo a que la presencialidad sea una elección por ese propósito: por pertenecer, por acompañar, por colaborar y por traccionar.

Retorno con propósito: El caso Mercado Libre

Durante el pasado SAP NOW Argentina, celebrado en el Predio de La Rural, Sebastián Fernandez Silva, Chief People Officer de Mercado Libre participó de una entrevista, en la que se habló de la cultura de Mercado Libre, que este año lideró el ranking local de Great Place to Work en la Argentina, y es uno de los mejores lugares para trabajar en America Latina (en 2021 ocupó el cuarto puesto).

Para el ejecutivo, “esa cultura emprendedora ha sido uno de los principales atractivos y diferenciadores a la hora de atraer, retener y desarrollar talentos”.

Fernández Silva explicó que la pandemia fue una prueba de fuego para la cultura de Mercado Libre, que hasta ese momento permitía el trabajo remoto como un beneficio, no una manera de trabajo. A fines del año pasado la compañía determinó que los más de 18.000 colaboradores que trabajan en procesos digitales de Mercado Libre lo hagan de manera remota (asistir a las oficinas es una opción y suele estar asociada a la máxima “presencialidad con propósito”), mientras que otros 14.000 empleados, que trabajan sobre todo en tareas logísticas y de envíos, mantienen su esquema presencial.

De esta manera, aseguró Fernández Silva, Mercado Libre se suma a las iniciativas de integración de trabajo y vida personal de sus colaboradores, muchos de los cuales tomaron decisiones de vida durante la pandemia.

Al mismo tiempo, esto permite expandir la red de colaboradores, atrayendo y empleado talentos ubicados en cualquier parte del país o del mundo. Paralelamente, las icónicas oficinas de la firma fueron repensadas como “campus”, que albergan desde reuniones de staff y actividades de after office, a sesiones extraordinarias sobre temas de interés.

Sin embargo, esta situación plantea el desafío de gestionar la cultura en esos entornos remotos.

“Todo nuestro staff tecnológico está apuntalado por SAP SuccessFactors, también usamos Qualtrix, y nos apalancamos en las integraciones que vamos haciendo para gestionar el día a día”.

Parte de esta gestión consiste en “medir el pulso”, esto es: comprobar cómo está cada uno de los integrantes del equipo, cómo es su vínculo con el líder, o cuán desafiados se sienten en las tareas que les son confiadas.

“Todo eso lo capturamos, lo procesamos y les damos insights a los líderes para que puedan trabajar en potenciar el engagement del equipo, en el marco de un proceso de mejora continua”, señaló el ejecutivo de Mercado Libre.

Mercado Libre pasó de tener un equipo de 15.000 personas en 2020, a uno de 30.000 en 2021. Este año estarán llegando a los 34.000 colaboradores, si bien la compañía ya anunció que estará abriendo 14.000 nuevas posiciones a escala regional (8000 para la red de envíos, sobre todo en Brasil y México, otros 4000 que se sumarán al equipo de Tecnología, y 2000 para marketing, staff y negocio).

Tips para un “retorno con propósito”

Por Anahí Díaz, responsable de Servicios de RRHH & Co-Líder de Salud para América Latina en SAP

A medida que la pandemia retrocede en todo el mundo, donde primó el trabajo remoto en amplios sectores del mercado, comienza una nueva etapa con más apertura y nuevas necesidades y requerimientos, incluido el retorno a las oficinas.

Las organizaciones están buscando construir nuevos acuerdos y equilibrios entre la vida laboral y personal de las personas. Es un proceso que puede tomar algún tiempo, pero es posible lograr un equilibrio entre las necesidades y deseos de trabajo y los requisitos del negocio.

A continuación, algunas recomendaciones para que el retorno sea más atractivo y sostenible:

Presencialidad con propósito

Es clave poner a las personas en el centro, sean colaboradores o clientes y establecer esquemas que tengan un propósito claro, más allá de la presencialidad por la presencialidad misma.

El esquema híbrido: trabajar en la oficina y de forma remota regularmente

Es importante que los equipos trabajen con sus líderes para encontrar la configuración más adecuada para el modelo de trabajo híbrido, que tenga en cuenta el bienestar de colaboradores y colaboradoras y de las necesidades del negocio.

Generar espacios atractivos y flexibles para que la oficina sea el mejor lugar para mantenerse conectados

Las experiencias compartidas dan forma a la cultura de la compañía, y hay mucho valor en el reunirse cara a cara. A menudo, son los intercambios personales casuales los que generan unidad, conexión e innovación. Oficinas con espacios flexibles, así como comodidades que permitan reuniones de equipo y mayores intercambios.

Construir y mantener espacios seguros

Continuar monitoreando la pandemia y sus impactos en cada país para tomar las medidas necesarias para garantizar la seguridad de colaboradores y colaboradoras. Brindar asesoramiento o aclaraciones sobre las medidas de seguridad de manera regular y habilitar canales para canalizar las consultas.

Fuente: IT Sitio