Edición Nº: | | Dolar: 134,97/ 140,97

En el primer semestre se concretaron cerca de 25.000 fusiones globales

El mercado mundial de fusiones y adquisiciones (M&A) alcanzó en la primera parte del año cerca de 25.000 transacciones, gracias a la cadena de abastecimiento, la optimización de carteras y a un mayor protagonismo de los temas ambientales y de gobierno corporativo (ESG).

Así lo mostró la nueva edición del informe Global M&A Industry Trends: 2022 Mid-Year Update, elaborado por PwC, donde se analiza la evolución y tendencias del sector.

Nivel de operaciones

Según el estudio, el aumento acelerado de la inflación y los tipos de interés en las principales economías del mundo, así como la caída de los precios de las acciones y la crisis energética que ha generado el conflicto entre Rusia y Ucrania, frenó el incremento registrado a finales de 2021, cuando se realizaron más de 60.000 operaciones.

Aunque ello no represente un riesgo real para el mercado, al encontrarse en línea con los niveles saludables anteriores a la pandemia, la incertidumbre ocasionó un descenso en las fusiones y adquisiciones durante la primera mitad de 2022 en relación con los seis meses anteriores en las principales regiones del mundo.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. La inversión extranjera directa global llegó a niveles prepandemia
  2. Aumentó un 50% el movimiento de empresas durante el primer trimestre

El reporte de PwC destaca cuatro transacciones anunciadas durante el primer semestre de 2022 con valores superiores a 50.000 millones de dólares cada una, en comparación con una sola operación superior a esa misma cifra durante todo el año 2021.

Sin embargo, en general, el número de “megaoperaciones” superiores a 5.000 millones de dólares se redujo notablemente debido al aumento de las regulaciones y al precipitado descenso de las operaciones de las sociedades de adquisición con fines especiales (SPAC).

Opciones del mercado

Pese a que el valor de las operaciones se redujo en un 20% en comparación con el primer semestre de 2021, se espera que las valuaciones más bajas presenten mejores oportunidades para que los negociadores generen mejores rendimientos.

Esto coincidió con el repunte de más del 50% de las recientes transacciones público-privadas en los primeros seis meses del presente año en relación con el mismo período del año anterior.

También se evidenció la evolución de las firmas de Private Equity (PE), que continúan afianzándose como una importante fuente de capital para concretar las operaciones en el sector de M&A, donde representa casi el 50% del valor de todas las transacciones, ya que el capital destinado a inversiones alcanza un récord de u$s 2,3 billones.

Sin embargo, las PE no son inmunes a la volatilidad del mercado y a la creciente incertidumbre, por ello deben centrarse en nuevas estrategias de creación de valor para enfrentar los aumentos inflacionistas de los costes y generar rentabilidad.

Desde el punto de vista corporativo se estima que el impulso de la digitalización, la innovación y los nuevos modelos de negocios disruptivos con mayor rentabilidad a largo plazo, continúen impulsando la actividad de M&A.