Edición Nº: | | Dolar: 134,97/ 140,97

Plan económico de Massa: balance fiscal, reservas y exportaciones

El ministro de Economía, Sergio Massa, anunció que los principales puntos de su gestión se basarán en el orden fiscal, el superávit comercial, el fortalecimiento de reservas y el desarrollo con inclusión.

Así se expresó durante el lanzamiento de un conjunto de medidas y políticas orientadas a promover la inversión, la producción, las exportaciones y la defensa del mercado interno.

El camino a recorrer

Se buscará cumplir con la meta de reducir el déficit fiscal al 2,5%, tal como se acordó con el Fondo Monetario Internacional y había sido incluido en el Presupuesto.

Según el titular del Palacio de Hacienda, en medio de la crisis pospandemia, y de la invasión de Rusia a Ucrania, Argentina "tiene la oportunidad de transformarse en un gran jugador mundial" por sus riquezas en recursos energéticos, minerales, proteínas y conocimiento, que "definen la riqueza de los países".

Sin embargo, puntualizó que Argentina “no es un país rico. La riqueza la tenemos que construir entre todos. Empresarios y trabajadores, campos e industria”, entre otros.

Tras afirmar que para combatir el "flagelo" de la inflación, "la mayor fábrica de pobreza", su gestión al frente de la cartera se va a regir por "principios y motores", detalló que "entre los principios están el orden fiscal, el superávit comercial, el fortalecimiento de reservas y el desarrollo con inclusión; y, entre los motores, la inversión, la producción, las exportaciones y la defensa del mercado interno".

El manejo de la deuda

Por otra parte, anunció que “no se utilizará el saldo de adelantos del Tesoro en lo que resta del año y el lunes se hará un reintegro de $10.000 millones al BCRA”; y afirmó que “rige el congelamiento de la planta del Estado, pero cada jurisdicción será responsable por las empresas descentralizadas que también estarán alcanzadas por la limitación”.

Asimismo, adelantó que el Gobierno nacional lanzará un programa de crédito a tasas promocionales y un esquema de garantías para primeros exportadores para "vender más trabajo argentino al mundo".

Este mecanismo estará acompañado de un sistema de trazabilidad para el comercio exterior, ya que "la idea es tener mayor control y transparencia en el uso de divisas para importaciones".

NOTAS RELACIONADAS:

  1. Para Funes de Rioja, es “clave” la previsibilidad macroeconómica"
  2. El Gobierno lanza un canje de deuda y se despega del BCRA en 2022

Además, se le dará un plazo de 60 días a unas 744 empresas sospechadas de realizar maniobras de subfacturación y sobrefacturación para que corrijan esos hechos, o sino serán denuncias ante la Justicia local y la de Estados Unidos por “lavado de dinero”

En lo que hace a las importaciones “queremos un control y transparencia sobre el uso de las divisas, desde la autorización y hasta la liberación. Habrá plazo fecha y autorización, con prioridad para las cadenas productivas y de salud", afirmó.

El cuidado de la caja

El flamante ministro anunció que en el proceso de fortalecimiento de reservas se acordó "un esquema de adelanto de divisas por exportaciones con las cadenas de la pesca, el agro, la minería y otros sectores, que ingresarán en los próximos días US$ 5.000 millones ".

"Además, hemos acordado con el desembolso de US$ 1.200 millones con organismos internacionales por programas vigentes, un nuevo programa por US$ 750 millones con CAF, y estamos evaluando cuatro ofertas de REPO para fortalecimiento de reservas y recompra de deuda soberana".

Massa también reveló que mantuvo una primera reunión de trabajo con autoridades del Fondo Monetario Internacional "para continuar con los desembolsos previstos".

Por otra parte, anunció el lanzamiento de un canje voluntario para los vencimientos de deuda en pesos de los próximos 90 días, que finalizará el martes, para lo cual aseguró que ya hay "compromisos de adhesión de más del 60%".

Consumo e inflación

Massa enfatizó que cumplirá con la meta del 2,5% del déficit primario y del sistema público nacional, y afirmó que los principales frentes a atacar son la inflación, la pérdida de ingreso, la falta de estabilidad macroeconómica y fiscal y los problemas "con los que se enfrentan todos los días quienes trabajan y producen".

Con relación a los subsidios, anunció que “los 4 millones que no solicitaron subsidios serán el primer corte” en la segmentación tarifaria.

En ese sentido, Massa indicó que “entre los más de 9 millones que sí pidieron continuar con el subsidio se promoverá el ahorro en el consumo”, y detalló que “en luz se subsidiará hasta 400 kilowatts; en materia de gas la quita seguirá la misma lógica y en agua la aplicación de la quita por segmentación se iniciará en septiembre”.

Según el ministro, se trata de las primeras medidas, pero "no las últimas" de esta semana, ya que en los próximos días van "a seguir con más decisiones, "entendiendo que hay varios frentes para resolver para transitar un camino de solución que no es mágico ni de un día".

{divx}
{/divx}