Edición Nº: | | Dolar: 144,24 152,24

Brasil tuvo su mayor caída de precios mensual desde 1980

El país sudamericano tuvo una deflación de 0,68 por ciento en julio, impulsada por el retroceso de los precios en combustibles y energía eléctrica, informó el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Según el ente estatal, se trata de la menor tasa desde enero de 1980 cuando comenzaron las mediciones mensuales del Índice Nacional de Precios al Consumidor Amplio (Ipca).

Asimismo, es la primera caída de la trayectoria de precios desde mayo de 2020 en un contexto del primer impacto de las restricciones a raíz del estallido de la pandemia de coronavirus.

Tendencia a la baja

La inflación de junio había sido del 0,67 por ciento, luego de haber sido récord el avance de los precios en el primer semestre.

La deflación se produjo luego de que el gobierno lograra aprobar una ley para eliminar parte de los impuestos cobrados por los Estados a las naftas y al etanol para financiar la salud y la educación, aunque el Poder Ejecutivo eligió mantener los precios fijados por la estatal Petrobras en dólares, alineados con los precios internacionales del crudo.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. El desempleo en Brasil cayó a un 9,3% de la población
  2. La inflación en Brasil se desaceleró en mayo y quedó en 0,47%

El gobierno apuesta a que la caída de los precios serán clave para las chances electorales del presidente Jair Bolsonaro en las elecciones generales del 2 de octubre próximo.

Objetivos oficiales

Pese a la deflación de julio, la inflación acumulada en 12 meses es de 10,07, mientras que el mercado financiero espera para 2022 un avance de precios del 7,1%.

Es más del doble del centro de la meta fijada por el Banco Central, que es del 3,5% anual.

En junio, la inflación en 12 meses acumulada era de 11,89 por ciento.