Edición Nº: | | Dolar: 167,81 176,81

¿Por qué Argentina necesita más asociaciones de emprendedores?

Por Fernando M. Hernández. “Nunca fue tan importante comprender que estamos atravesando una era donde hay más emprendedores que empleados, la inversión en capacitación y cooperación colectiva, será la clave para capitalizar esta crisis como oportunidad”.

Estamos acostumbrándonos a leer constantemente artículos sobre emprendedores, pero pocas veces solemos leer sobre el concepto -emprendedurismo-; parecen lo mismo, pero no lo son.

En pocas palabras, emprender es empezar a hacer una cosa determinada, en especial cuando exige esfuerzo, trabajo y riesgo, y emprendedurismo lo podemos definir como la capacidad de crear, manejar y ejecutar proyectos; sería la transformación de una idea en un servicio, un negocio, o un producto.

¿Qué necesita un emprendedor?

Hay varios y diversos tipos de emprendedurismo como, por ejemplo: social, corporativo, ecológico, y los de mayor crecimiento en estos últimos años, el emprendedurismo digital, siendo aquí el emprendedor, el primer beneficiado del emprendedurismo, ya que es en este último donde nacen y surgen nuevas ideas que el emprendedor puede adoptar, y los líderes del emprendedurismo motivar e innovar.

Justamente, lo que necesitamos para crecer, son más líderes emprendedores, con capacitación, y formación constante.

La Red

Estoy convencido de que podemos aportar una solución y apoyo a la comunidad, sé que lleva tiempo, esfuerzo, y colaboración.

Es por eso que formamos una red de emprendedurismo y desarrollo territorial que tiene el desafío de generar un espacio a nivel local, un concepto que unifica canales productivos, comerciales y empresariales, siendo nexo entre empresas y universidades, entre emprendedores e industrias, entre lo público y lo privado.

Una red -faro- que propone dar luz a la actividad, comenzando en territorio local, y abriendo un canal de aporte en constante crecimiento, un espacio de conexión y de intercambio para el desarrollo e innovación, e integración, con la tecnología y conectividad como bandera.

Aprende, luego emprende

Según el consultor norte-americano Steve Cobak, la ecuación para un emprendimiento es: Emprendedor + Capital = Productos + Clientes = Negocio.

Digamos que un emprendedor puede tener la idea y el capital, y eso puede, potencialmente, convertirse en un servicio o producto, entonces todo eso converge en un negocio.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. La PYME que busca consolidarse en el mercado de los alfajores
  2. Cómo impulsar a las PYMES a través de Incubadoras y Capacitación

Para que sea exitoso, necesitamos que el emprendedor con capital genere luego clientes para que ese producto o servicio se venda, y así lograremos el objetivo: el negocio.

Por esto, el emprendedurismo es para mí, el paso efectivo y necesario para emprender, y el aporte de nuestra red, es asesorar, capacitar y efectivizar ese crecimiento.

Motivación

“Amo mi país, pero debemos comprender que cada día crecen más los ya denominados -ciudadanos del mundo- la generación que opta por irse, regresar y volverse a ir”; en uno de los capítulos de mi segundo libro -prohibido emprender-, que procuro lanzar en 2023, expreso que no hay que trabajar solo en que se queden, sino, en que cooperen con los que sí.

Mi desarrollo empresario y misión emprendedora me han sumado experiencia en los variados campos del emprendedurismo; soy co-fundador de un destacado estudio mobiliario y diseño industrial, y hoy, asesor de emprendedores, motivador e iniciador de éstos”; tengo muy claro que mi objetivo, es inspirar a otros.

Una mirada posible

Mi mayor influencia es el autor, entre otros títulos, del libro “El territorio invisible”: Ricardo Male.

Eexitoso empresario en lo privado, que luego supo liderar en el campo de la gestión pública como Secretario de Gobierno de Producción, Tecnología e Innovación; escritor, investigador y abogado con maestría ambiental, presidente de nombrada comisión, y creador de premiados proyectos reconocidos a nivel nacional e internacional de los cuales me he nutrido y nutro constantemente.

Me encuentro en permanente contacto incentivando su participación en esta necesaria red; ningún actor como él para fomentar esto.

Me inspira inspirar

“Sé lo que es no tener oportunidades, elegir entre estudiar o trabajar, sé lo que es perder, temer, creer y emprender, por esto, y por la constante necesidad de dar aporte a mi comunidad, es que me nace compartir lo que aprendí, lo que recibí de otros, de comunicar que lo bueno es posible, y que la diferencia entre decir y hacer, es el resultado”.


Fernando M. Hernández, empresario y emprendedor de Pilar.