Edición Nº: | | Dolar: 167,81 176,81

Brasil: Bajaron la expectativa de crecimiento al 2,1% para 2023

El Gobierno de Brasil redujo sus proyecciones para el crecimiento económico del país en el año entrante desde el 2,5% previsto hace tres meses hasta el 2,1% calculado ahora, según datos del Ministerio de Economía.

El cálculo es tres veces superior al de los especialistas del mercado, que estiman que el próximo año el PIB de la potencia sudamericana solo avanzará un 0,7%.

Perspectivas para la potencia latinoamericana

De acuerdo con el último boletín macroeconómico de la cartera de Hacienda, la nueva proyección se debe a la coyuntura económica mundial adversa, en la que prevalecen las altas tasas de interés en los países desarrollados -en especial en Estados Unidos-, y a la reducción de las expectativas de crecimiento en esas naciones.

"El aumento en la tasa de interés en este país (Estados Unidos) afecta las condiciones financieras y el crecimiento de la actividad en el resto del mundo", señala el documento.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. La inflación brasileña quedó en su menor nivel desde abril de 2021
  2. Brasil tendrá su mayor cosecha histórica en 2023

Para este año, el Gobierno de Jair Bolsonaro mantuvo su previsión de crecimiento económico en 2,7% "por la expansión del sector servicios y la fuerza del mercado de trabajo", una estimativa similar a la del mercado (2,77%).

La economía brasileña avanzó un 1,2% en el segundo trimestre frente al primero; despegó un 2,6% en el interanual y acumula un aumento de 3,2% en los primeros seis meses del año frente al mismo periodo de 2021.

La dirección de los precios

En cuanto a la inflación de 2022, el Ministerio de Economía redujo la proyección de la tasa del 6,30% al 5,85%, casi igual a la previsión de los analistas económicos (5,82%).

El cálculo, sin embargo, continúa por encima de las metas que se impuso el Banco Central, que espera que la inflación se limite al 3,50% este año, con un margen de 1,5 puntos porcentuales de tolerancia hacia arriba o hacia abajo.

De confirmarse ese pronóstico, este será el segundo año consecutivo en que la tasa de la inflación superará la meta fijada por el Emisor.

En 2021, la inflación fue del 10,06 %, la mayor desde 2015 y casi el doble del techo de la meta impuesta por el Emisor.

Para 2023 la cartera de economía prevé una inflación de 4,6%, por debajo de los cálculos del mercado (4,94%).

Fuente: EFE