Edición Nº: | | Dolar: 183,74 192,74

El comercio exterior chino tuvo la mayor caída desde inicios de 2020

Las exportaciones e importaciones de China descendieron en noviembre a niveles del comienzo la pandemia de Covid-19, como consecuencia de las restricciones gubernamentales impuestas por el rebrote del virus y una caída en la demanda global.

Los datos oficiales señalaron que las exportaciones se contrajeron 8,7% en noviembre respecto al mismo mes de 2021, mientras que las importaciones lo hicieron en un 10,6%.

Balance comercial

En el caso de las exportaciones, se trata de la caída más fuerte desde febrero de 2020.

El valor de las mismas medido en dólares cayó al menor nivel desde abril de este año (US$ 296.000 millones), momento en el cual una cuarentena en la ciudad de Shanghai provocó fuertes disrupciones en los puertos e industrias.

Asimismo, las importaciones mermaron 10,6% hasta los US$ 226.000 millones, en el mayor descenso desde mayo de 2020, lo cual indica que la demanda domestica sigue débil.

Ambas cifras dejaron un superávit comercial de US$ 69.840, un nivel que es inferior a las cifras habituales.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. Argentina, Brasil y Paraguay rechazan intento de Uruguay por un TLC
  2. Bajó el transporte de cargas en aerolíneas latinoamericanas durante octubre

Tanto la política "Covid cero" impuesta por el régimen chino como la caída en la demanda debido a la desaceleración económica global, influyeron en los magros resultados de noviembre, mes en el cual, junto con octubre, se suelen registrar fuertes exportaciones de cara a la temporada de fiestas en Occidente.

Se espera, no obstante, que la producción y la demanda local cambien de rumbo luego de que Beiing anunciara hoy un relajamiento general de las reglas anti-covid, con un abandono de la estrategia restrictiva que, además de golpear la economía, derivó en una oleada de protestas en todo el país.

Mitigación del daño

Entre otras medidas, se reducirá la magnitud y el alcance de las pruebas PCR, y se minimizarán los confinamientos.

“El debilitamiento de la demanda doméstica y del exterior, las disrupciones por el coronavirus y una base comparativa al alza condujeron a una tormenta perfecta pero esperada a las exportaciones e importaciones de China”, analizó Bruce Pang, analista del gabinete estadounidense Jones Lang LaSalle.

El dato de hoy representa otro golpe a la economía china porque, si bien el consumo doméstico se mantenía estancado a causa de las restricciones de la pandemia y la crisis del sector inmobiliario, las empresas gozaban de una sólida demanda del exterior en los últimos dos años.

Frente a proyecciones que ubican a la economía mundial en una franca desaceleración en 2023, China no sólo necesitará revertir sus restricciones sanitarias sino que también deberá analizar la posibilidad de una política monetaria y fiscal más expansiva.

El Politburó, órgano de decisión del Partido Comunista, señaló en su reunión de hoy que buscará un giro en la economía para el año próximo prometiendo una política fiscal activa y herramientas monetarias focalizadas.

Regulaciones de la economía

En ese sentido, Pang señaló que el foco de la economía doméstica y el consumo local por parte del gobierno chino responde a las bajas posibilidades de un giro en las exportaciones en 2023.

“Estimamos que los volúmenes de exportaciones continuarán bajo presión hasta, por lo menos, el primer trimestre de 2023”, indicó Daniel Richards, director asociado de la consultora Maritime Strategies International.

Chen Zijian, encargado de ventas de Guangzhou GL Supply Chain, empresa china productora de todo tipo de bienes de consumo, señaló que, “si los precios al consumidor siguen siendo tan altos en los países de Occidente, será muy difícil para nosotros producir bienes no esenciales”.

Es tal la caída de órdenes que incluso algunas fábricas prevén finalizar sus operaciones antes de lo previsto, de cara al usual receso fabril del Año Nuevo Chino, según reportaron medios locales.

Pese a la caída generalizada de las exportaciones hay dos rubros que escapan la tendencia: los envíos de autos y minerales raros subieron un 73,1% y un 68,7%, interanual respectivamente, entre los meses de enero y noviembre.

Fuente: Bloomberg y AFP