Edición Nº: | | Dolar: 145,01 153,01

DETRÁS DEL ÉXITO, VALERIA SCHAPIRA-SOMOS PYMES

En esta ocasión, Daniel Dátola recibió en el piso a su “amiga”, la multifacética Valeria Schapira, quien se destacó en los medios por sus labores periodísticas, sus irreverentes escritos y por su “cero feminismo”.

La reconocida periodista y escritora empezó la entrevista molestándose porque la llaman señora. “Nada habilita a que te califique la gente porque trabajás en los medios”, expresó Valeria, tras comentar las cosas que le suelen decir en la calle. En ese sentido, remarcó que “se está viviendo muy maleducadamente”.

“Entiendo que pueda haber gente que la está pasando mal, porque quizás no hacen lo que les gusta, pero eso no habilita la falta de respeto. Una cara de culo genera malas cosas, pero si le sonreís a una persona, eso va generando que lo que recibas de ella sea lindo”, remarcó la invitada estelar de la última edición de ´Detrás del Éxito`.

Schapira ya lleva escritos 9 libros y el décimo está en etapa de manufactura. “Yo empecé a escribir a un ritmo de un libro por año. Cuando uno se pone viejo empieza a espaciar, como con el sexo”, se rió de ella misma la entrevistada.

“El décimo libro no tienen nada que ver con los otros porque estoy escribiendo más desde mi alma y desde el cambio interno que estoy teniendo. Estoy tratando de ser mejor persona y mejor gente. Tiene que ver con la maduración y lo que querés de la vida”, describió Valeria.

Y añadió: “Siempre fui una remadora y me han cerrado muchas puertas en la cara. Mi supervivencia es un premio a la persistencia, a la perseverancia y al esfuezo. Laburo de los 16 años como periodista y siempre me rompí el alma”.

“Quiero hacer cosas que me hagan feliz y que no pasan por el éxito. Me gusta hacer cosas que me llenen el corazón”, afirmó la rosarina.

Al hablar de sus relaciones, destacó que esto implica “un compromiso de ambas partes” donde se necesita un “compañero de vida”. Pero aclaró que “cuando uno se enamora, las barreras se caen”.

En el segundo bloque, dio detalles de las cosas que la unen a su ciudad natal. En ese tren de pensamientos, Schapira admitió ser “una judía que tienen estampitas de santos en su billetera” y haber cambiado su fanatismo por herencia de Newell´s para dar paso a la devoción de Rosario Central, tras enamorarse platónicamente de uno de los hombres de la institución canalla.

“Yo he cambiado de todo en la vida. No me gustan los dogmas y las calificaciones. No soy ortodoxa. Y mi mente construye fantasías muy lindas a veces”, declaró Valeria, quien no olvidó hablar de sus varios desnudos en revistas y libros, hechos por una cuestión de "rebeldía".

También se refirió al fetiche que significan sus anteojos, los cuales usa desde que tiene cuatro años. “De chiquita ya me decían que era una rompehuevos y una personaje, por usar anteojos de colores”, recordó Schapira.

Y confesó tener aversión por los abogados, siendo que los miembros de su familia practican en su mayoría la profesión del derecho, incluso su ex marido.

La periodista empezó a escribir profúsamente una vez que se divorció y “rompió con todo”, para “no rendirle cuenta a nadie”. A pesar de eso, admitió que no concibe “la vida sin un hombre”.

{blip}
{/blip}