Edición Nº: | | Dolar: 145,01 153,01

DETRÁS DEL ÉXITO, SUSANA ROCCASALVO-SOMOS PYMES

En esta edición, Daniel Dátola le dio la bienvenida a la periodista, conductora y locutora, Susana Roccasalvo, una de las caras conocidas del show business vernáculo, quien se atrevió a dar un pantallazo sobre los mejores momentos de su carrera en los medios.

“Pocos conocen que empecé como locutora, porque me absorbió mas el periodismo. Me recibí en el ISER en el 89, y en el 90 empecé en un programa que se llamaba “Basta Para Mí”, que conducía Hugo Sofovich y Alicia Gorbato en ATC”, relató la periodista al remontarse a sus inicios.

“Hice todo un año en ese ciclo y después de eso vino la etapa más difícil de mi vida porque estuve siete meses sin trabajo. En ese entonces era muy jovencita y me dediqué a mi hija que tenía cinco años”, dijo la invitada Detrás del Éxito.

Y recordó: “Le taladré el cerebro a Liliana Parodi (reconocida figura del canal América), mi compañera de locución, hasta que hubo una oportunidad para entrar. Puse primera, arranqué y no paré”, confesó Susana, quien no tuvo miramientos para reconocer que en un momento pidió trabajar de aplaudidora.

En el transcurso del programa, Roccasalvo subrayó: “Aprendí a trabajar como cronista y fui mi propia productora, editando mis propias notas. Por eso, orgullosamente soy una de las pocas periodistas de televisión que sabe cómo hacerlo. Trabajé como panelista de Lucho Avilés, y fui cronista de Jorge Rial y Graciela Alfano. Era una bestia trabajando en la calle, en la época donde los artistas comían en la calle y uno podía ir a cholulear”, destacó.

Asimismo, admitió que le gusta “el chimento del programa que se levanta (del aire), el programa nuevo que va a empezar y el tema de los cuernitos”, pero “siempre con limitaciones”.

“Cuando hicimos ´Rumores`, con Carlos Monti, hablábamos de nacimientos, casamientos y bautismos, y medía porque la gente lo miraba. Ahora la gente no ve eso. Hay que hacer los camarines, que es lo que a la gente le encanta”, describió Susana sobre los tiempos que corren.

Por otro lado, definió a Lucho Avilés como su “maestro” porque es el que inventó los programas de chimentos. Y reconoció que respeta a Jorge Rial, Luis Ventura y Carlos Monti, aunque no sean de su estilo. “Hacen rating y tienen información. Nobleza obliga… por eso los respeto”.

Más adelante, Roccasalvo se remontó a las situaciones más difíciles en su carrera cuando debió manejar con mucho cuidado información confidencial sobre figuras del espectáculo argentino como Andrea del Bocca y Mirtha Legrand. “Cuando hay temas de salud o infidelidades que involucran a chicos. No lo dudo y no doy la información”, expresó en ese sentido.

En el segundo bloque, la conductora de ´Implacables` se refirió a los cholulos y a los curiosos que aparecen en las fiestas, en los casamientos y los velorios. “Yo creo que cuando la gente llega a la casa quiere evadirse y por eso busca saber todo del mundo del espectáculo. Esto pasa en EE.UU. y en Europa. En el mundo entero lo que más se vende en gráfica y televisión es el deporte y el espectáculo, porque dispersa y entretiene”, enfatizó.

En la parte más intimista de la nota, Susana habló sobre su relación de amistad con Carlos Monti. “Estuve diez años muy peleada con él, sin hablarnos. Los dos desaparecimos de la tele hasta que Canal 9 nos volvió a unir. En 48 horas nos juntamos para salir al aire. Volví al canal sin saber nunca por qué me fui. Lo hice para cerrar una etapa”, admitió, para luego emocionarse.

{blip}
{/blip}